Los Mossos desarticulan un grupo criminal de origen serbio dedicado al tráfico y cultivo de marihuana en el Catllar

Los Mossos d’Esquadra han detenido en El Catllar (Tarragona) a un hombre de 37 años, de nacionalidad alemana y pasaporte italiano y una mujer de 30 años de nacionalidad serbia, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas para mantener una plantación interior de marihuana en el garaje de una vivienda de la población.

Los trabajos de investigación, los cuales se iniciaron hace unos meses, se centraron en una vivienda tipo unifamiliar de alto nivel ubicado en una calle de la urbanización Parque de Levante del Catllar. El ruido de los numerosos aparatos de aire acondicionado los que funcionaban ininterrumpidamente día y noche, los fuertes olores y el elevado consumo de energía eléctrica, confirmaron la existencia de una plantación interior de marihuana.

En concreto en el parking de la casa se habilitó una completa instalación formada por transformadores, lámparas, ventiladores, varios aparatos de humificación y filtros de aire para hacer disminuir los fuertes olores y otros elementos para favorecer el cultivo interior. En este punto se intervinieron 1.000 plantas de marihuana y varios kilos de cogollos secos así como dinero en efectivo, teléfonos móviles y diversos aparatos electrónicos.

Aparte de desarticular este punto de venta de droga vinculado a una potente organización criminal de origen serbio, se cortó el suministro eléctrico desde donde se hacía la defraudación de fluido eléctrico y se cerró la casa que ocupaban en régimen de alquiler .

En este dispositivo de la Unidad de Investigación de la comisaría de Tarragona, participaron efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana y del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de los Mossos. Los investigadores no descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Está previsto que los dos detenidos pasen próximamente a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Tarragona.

Port de Tarragona