Desmantelan una red que utilizaba aeropuertos intermedios, como El Prat, para traficar con ciudadanos desde China a Inglaterra

Algunos pasaportes falsificados hallados durante el registro policial. / CNP

La Policía Nacional ha desmantelado en Valencia una organización criminal dedicada a la falsificación de documentos que pretendía introducir ciudadanos chinos en Reino Unido. Según la investigación, intentaron utilizar los aeropuertos del Prat, en Barcelona,  Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura o Palma de Mallorca para introducir a los migrantes en Reino Unido. Han sido identificadas 40 víctimas las cuales contraían una deuda de 30.000 euros cada una con el grupo criminal. El operativo se ha desarrollado en las provincias de Valencia y Las Palmas, deteniendo a tres personas como máximos responsables de esta red.

El operativo comenzó a partir de las declaraciones de varias víctimas donde informaron sobre una organización criminal que, presuntamente, se dedicaba a la inmigración irregular de ciudadanos chinos. Estos ciudadanos viajaban desde su país de origen hasta Reino Unido o Irlanda, haciendo uso de documentaciones falsificadas de diferentes nacionalidades de países asiáticos y utilizando, como vía de acceso previo, aeropuertos europeos. La ruta que más empleada partían de China hasta Valencia donde permanecían ocultos en un domicilio varios días a la espera de proseguir su viaje hasta Reino Unido. En ocasiones eran trasladados a otros aeropuertos españoles con vuelos directos a Reino Unido e Irlanda para no levantar sospechas.

Trayectos por 30.000 euros

A lo largo de la investigación, los agentes han tenido conocimiento de que las cuarenta víctimas de nacionalidad China fueron captadas en su país de origen. A su llegada a España, la organización les facilitaba alojamiento hasta tener preparada la documentación falsificada para viajar. Por todo el trayecto (billetes de avión, documentación falsa, alojamiento y manutención) les cobraban 30.000 euros. Hay que resaltar, que los detenidos disponían de un pequeño laboratorio en el domicilio de Valencia para llevar a cabo alguna manipulación sobre los pasaportes para adaptarlos a las víctimas.

El dispositivo policial finalizó con la entrada y registro del domicilio de Valencia donde se arrestaron a tres personas de origen chino por pertenencia a organización criminal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración irregular. Tras el registro se ha intervenido 50 pasaportes asiáticos de distintas nacionalidades (Japón, Taiwan, China, Corea del Sur, Singapur, Macao y Hong Kong), 13 tarjetas de identidad de la República Popular China, dos tarjetas de identidad de Corea del Sur, nueve tarjetas de visados de Nepal en blanco, 21 tarjetas bancarias de diferentes entidades bancarias, 660 euros en efectivo, 3.698 yuanes, varios teléfonos móviles, una tablet, un ordenador portátil, una impresora y diversos útiles y material para realizar la falsificación de documentos.

Port de Tarragona