A prueba en las calles de París un radar que multará automáticamente a los vehículos ruidosos

Un dispositivo, al que podríamos denominar de forma oficiosa «radar de ruidos», se está probando en las calles París para detectar a los vehículos que emiten más decibelios de lo que marca la norma. Si esto ya es novedoso de por sí, más lo es que el aparato emita una multa de forma automática detectando la matrícula. El detector utiliza varios micrófonos para llevar a cabo un sistema de «triangulación» que se apoya en un sistema de cámaras en circuito cerrado que identificará al escandaloso.  Como ya habrán adivinado, los dispositivos se han ubicado de momento en zonas de ocio donde es habitual que exista jarana a horas elevadas.

Por el momento la cosa no grave, porque tan sólo se está probando el sistema y en el plazo de dos años la cosa se pondrá ya más seria. Pero, si tenemos en cuenta que si el futuro es el coche eléctrico, poca vida tendrá este «radar de ruido». Quizás deberá aplicarse a los peatones que merodean por esas zonas de bares.

Port de Tarragona