Críticas a los Mossos por una carga durante un desahucio en Sants y piden la comparecencia del consejeller Buch en el Parlament

Iridio afirma que ha habido siete heridos, cifra que, según los Mossos, el SEM rebaja a una atención por crisis de ansiedad

CN Barcelona .- Una carga de los Mossos contra personas contrarias a un desahucio han generado críticas desde diferentes formaciones políticas hacia el cuerpo policial y la petición de comparecencia en el Parlament del conseller de Interior, Miquel Buch. Cataluña En Común Podemos (CatECP) expresó que el Gobierno «debería garantizar el derecho a la vivienda» y no «enviar a los Mossos contra los vecinos que defienden sus derechos», y ha anunciado la petición de comparecencia de Buch. Por su parte, el diputado de ERC Ruben Wagensberg ha considerado una «auténtica vergüenza» la actuación policial y ha condenado la «represión y la violencia» de los Mossos. Finalmente, la cupaire Eulàlia Reguant ha preguntado a Buc, a Quim Torra y a Pere Aragonés: «Es esta la manera de su gobierno de garantizar los derechos sociales?».

Wagensberg, por su parte, también ha considerado «del todo inasumible no votar a favor de la comparecencia en el Parlamento del máximo responsable», en referencia al consejero de Interior, Miquel Buch.

Las cargas se han producido por la mañana una vez acabada la actuación judicial del desahucio, que finalmente no se ha llevado a cabo porque ha habido un acuerdo con la propiedad del domicilio. Según el Centro para la Defensa de los Derechos Humanos iridio ha habido al menos siete heridos, cifra que, según explican los Mossos, el SEM rebaja a la atención de una persona por una crisis de ansiedad.

Iridio afirma que la carga ha comenzado «sin justificación» y «sin gradación del uso de la fuerza». Además, la entidad denuncia que algunos agentes policiales no llevaban visible el número de identificación. «Hay indicios claros de que la actuación no es ajustada a derecho. Exigimos investigación», ha escrito en Twitter la organización, que se ha puesto a disposición de «las personas agredidas».

Por su parte, los Mossos recuerdan que la actuación ha sido por requerimiento del juez, y explican que cuando ya se iban del lugar los concentrados contra el desahucio han rodeado «con riesgo» un furgón policial dentro del cual había agentes preparados para atender lo que indicara la comitiva judicial.

Ante esta situación, los Mossos aseguran que primero han mediado con los concentrados para garantizar la salida del furgón, pero afirman que ha habido agresiones de los manifestantes y que por ello han actuado cargando contra ellos para dispersarlos.

«Congruencia, oportunidad y proporcionalidad»

Por su parte, el Departamento de Interior ha emitido un comunicado en el que recuerda que las intervenciones de la policía tienen que hacer «de acuerdo con los criterios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad».

También indicó que el cuerpo de Mossos «garantiza» el funcionamiento «adecuado» de sus servicios a través de procedimientos «normalizados» de trabajo que se auditan «constantemente» y estableciendo «los sistemas de control y mejora oportunos».

Port de Tarragona