Ocho detenidos en Reus, Tarragona y Valls acusados ​​de formar parte de un grupo criminal que perpetró 48 robos en domicilios, atracos y lesiones

Imagen de un momento de la operación llevada a cabo en Tarragona. / Mossos

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Reus, Valls y Tarragona a siete hombres de entre 23 y 37 años y una mujer de 23 años, todos ellos de nacionalidad española y vecinos de estos tres municipios, como presuntos autores de un total de 48 hechos delictivos. Todas estas personas, excepto una de ellas, formaban parte de un grupo criminal al que se les atribuye 11 robos con fuerza en domicilios, cuatro robos con violencia e intimidación y siete robos y hurtos de uso de vehículos, todos ellos cometidos el Camp de Tarragona. Asimismo, también están acusados ​​de otros delitos como tenencia de armas, lesiones, extorsión o tráfico de drogas.

En colaboración con la Unidad de Investigación de Valls, los agentes iniciaron los trabajos a principios de junio a raíz de la detección de varios delitos con un mismo modus operandi. Para cometer robos de vehículos o en el interior de domicilios, los autores utilizaban guantes y se cubrían el rostro con un pasamontañas. Las actuaciones eran dirigidas y coordinadas por dos de los detenidos, los cuales son hermanos y vecinos de Reus, y en caso de encontrarse con alguna víctima o testigo de los hechos, la amenazaban o directamente la agredían ocasionándole lesiones.

Entre algunos de los primeros hechos, los días 19 y 20 de junio, destacan los robos de vehículos en Tarragona y varios municipios del Alt Camp como Vilabella, Santes Creus de Albinyana y Vila-rodona, o un robo con fuerza en un domicilio de esta última población. Le siguieron otros hechos en Valls o Puigpelat, en la misma comarca. También actuaron en Renau (Tarragona), Reus (Tarragona) y Solivella (Conca de Barberà).

Los ladrones hicieron uso de la violencia en cuatro robos en el Alt Camp: uno en la vía pública en Vila-rodona, y los restantes en propiedades particulares del Rourell, el Plan de Santa María y Vallmoll.

Los detenidos se desplazaban con vehículos sustraídos y en algunos casos incluso los quemaban para evitar dejar indicios que pudieran incriminarles. Finalmente sin embargo, la mayoría de indicios se localizaron durante las diligencias de entrada y registro con autorización judicial los cinco domicilios de los detenidos, tres en Tarragona, uno en Valls y el otro en Reus.

Aparte de varias armas, también se decomisaron plantas y recipientes llenos de marihuana y más de 8.000 € en efectivo. Asimismo, durante este dispositivo los agentes pudieron recuperar diferentes objetos que habían sido sustraídos como joyas y aparatos electrónicos. Todos los detenidos acumulan numerosos antecedentes policiales por diferentes hechos delictivos.

El Juzgado de Instrucción número 2 de El Vendrell decretó prisión provisional para cinco de los ocho detenidos y libertad con cargos para los tres restantes con la obligatoriedad de presentarse ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.

Port de Tarragona