El Supremo elimina las agravantes y reduce las penas para los implicados en la agresión a los guardias civiles de Alsasu

M. Peñalver

El Tribunal Supremo ha rebajado las penas a aplicar a los implicados en la agresión a dos guardias civiles en Alsasu al eliminar las agravantes de discriminación y abuso de superioridad . El alto tribunal considera que las agresiones a dos agentes de la Guardia Civil y sus parejas en un bar en octubre de 2016 no tienen un componente ideológico, tal como defendía la fiscalía y la sentencia de la Audiencia Nacional. Tras la revisión del Supremo, la condena más alta pasa a ser de nueve años y medio de prisión por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones y desórdenes públicos cuando la Audiencia Nacional había condenado a un máximo de 13 años . La pena más baja a la única mujer condenada que no llegó a entrar en prisión es ahora de un año y seis meses cuando estaba condenada por dos años. Dos de los magistrados han firmado un voto particular en contra de retirar la agravante por discriminación, ya que consideran que las agresiones se produjeron por la «intolerancia» de los condenados hacia la Guardia Civil.

Port de Tarragona