Dos detenidos en Mataró por estafar a usuarios de apps de venta de artículos de segunda mano huyendo cuando tenían que pagar

Los Mossos han detenido a dos hombres de 22 y 34 años, de nacionalidad guineana y magrebí respectivamente y vecinos de Mataró, como presuntos autores de un delito continuado de estafa, en huir cuando tenían que pagar artículos que compraban mediante aplicaciones de móvil y webs de internet.

En cuanto al modus operandi, los detenidos buscaban víctimas potenciales de las estafas a través de aplicaciones de teléfono de compraventa de productos o a través de páginas web del mismo tipo con las que contactaban únicamente vía mensajería instantánea. Los solicitaban género de diferente tipo, aunque la mayoría eran productos relacionados con el cultivo de marihuana, de hecho se trabaja con la hipótesis de que la finalidad de las estafas fuera la instalación de un cultivo extensivo de marihuana.

Una vez acordaban la entrega, los estafadores les daban la dirección de un local para hacer la entrega del material, donde las víctimas se encontraban con un hombre con ropa de trabajo que manifestaba ser trabajador de la empresa compradora. Allí se efectuaba la descarga de la mercancía y posteriormente el «falso trabajador» los acompañaba a la supuesta sede de la empresa compradora para efectuar el pago, donde los hacía esperar en la puerta. Pasados ​​unos minutos sin que saliera nadie, las víctimas empezaban a sospechar que se trataba de un fraude como comprobaban a posteriori. Los locales donde los desplazaban tenían dos salidas por donde marchaba el estafador.

El total de casos consumados han sido 15 por un importe total de 31.294 euros y han sido cometidos en Cataluña y en Valencia. Los autores fueron detenidos in fraganti cuando estaban cometiendo la estafa número 16 por un importe de 14.673 euros. Los investigadores no descartan que se hayan producido más hechos y que no hayan sido denunciados. Los detenidos, uno de ellos acumula más de 30 antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial el 4 de octubre ante el juzgado en funciones de guardia de Mataró, que decretó su libertad con cargos.

Port de Tarragona