Los Mossos sospechan los fardos que llevaban dos hombres en un coche a una retención en la Jonquera y resultó ser media tonelada de hachís

Mossos y efectivos de la Agencia Tributaria, detuvieron a dos hombres de nacionalidad francesa, de 20 y 21 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, al descubrir en una retención transportando 500 kilos de hachís cuando intentaban cruzar la frontera por la Jonquera.

En el marco de investigaciones independientes dos vehículos de Mossos y de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria detectaron en la AP-7, a la altura de la localidad de Bellaterra, un vehículo con matrícula francesa que estaba parado en una retención de tráfico.

Los agentes observaron, a través del cristal posterior del vehículo, lo que parecían tres fardos de ropa con un cordaje de color verde. La experiencia enseguida les hizo ver que se trataba de los fardos característicos que se utilizan para el transporte de hachís. Al comprobar los datos de la matrícula supieron que el vehículo se había saltado un control policial en la demarcación de Castellón, por lo que se decidió el seguimiento y control del coche.

Durante el trayecto el turismo hizo numerosas maniobras destinadas a detectar y evitar cualquier eventual control policial. Después de circular por la autopista y la carretera N-II en dirección a Francia el vehículo se detuvo en una gasolinera de la localidad de La Jonquera (Girona) donde los agentes decidieron interceptarlo.

La operación se saldó con dos detenidos que fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Figueres. El juez decretó el ingreso en prisión por el arrestado que conducía el coche donde se transportaba la droga y la libertad con cargos para el segundo, que en este caso conducía el vehículo lanzadera. Se decomisaron cerca de 500 kilos de hachís, los dos vehículos, además de documentación y varios teléfonos móviles.

Port de Tarragona