Abogados de los encarcelados por disturbios denuncian manipulación de los atestados policiales

Xavier Pellicer, d'Alerta Solidària. / Norma Vidal

ACN Barcelona .- Abogados de los encarcelados por disturbios en los últimos días denuncian manipulación de los atestados policiales y otras irregularidades. El portavoz de Alerta Solidaria, Xavier Pellicer, ha constatado en Cataluña Radio el uso de pruebas exactamente iguales para diferentes detenidos. También se ha quejado de que funcionarios y jueces con banderas españolas en las solapas impiden el trabajo de los abogados y dicen que «limpiarán las calles». El abogado Benet Salellas ha apuntado que los atestados de la Policía Nacional son de un «rigor bajo mínimos». «Cuando hacemos una cierta comparación con otros atestados vemos que un mismo material aparece como si hubiera sido intervenido a varias personas al mismo tiempo», explicó. Ambos ven injustificada prisión preventiva.

Pellicer ha atribuido una «justificación política» en las cárceles preventivas, y constató que los encarcelados son «presos políticos». A su juicio, las detenciones, «muchas de ellas aleatorias», sólo tienen como objetivo detener las movilizaciones. Según él, ninguna de las prisiones preventivas está justificada. Alerta Solidaria lleva directamente la defensa de cuatro de los encarcelados y se está coordinando con algunos abogados del resto.

Por su parte, Benet Salellas, que defiende dos de los presos, ha criticado la «muy baja calidad» de los atestados de la Policía Nacional, porque «no contienen ni grabaciones, ni actos de inspección ni testigos», y sólo se basan en la información los propios agentes. A esto le ha sumado la dificultad que están teniendo los abogados para tratar con sus defendidos.

Por otra parte, ha denunciado que durante la declaración de uno de sus defendidos ante el juez, había dos policías encapuchados en la sala. Salellas ha remarcado que esto expresa «una situación de excepcionalidad que no se corresponde con la realidad y que lo que hace es contaminar todo lo que pasa en la sala». Según él, muchos jueces se contagian de este contexto y terminan planteando medidas que no adoptarían en una situación normal.

También aseguró que muchos fiscales le han confirmado que la Fiscalía General del Estado ha dado la instrucción de pedir prisión provisional en todos los casos.

Salellas ha recordado que los detenidos por incendiar una cafetería durante la huelga general del 2012 nunca han entrado en prisión, mientras que ahora hay personas encarceladas que no tienen antecedentes por tirar «piedras, una castaña o un huevo». «Se está utilizando el derecho penal para castigar de manera anticipada estas personas e intentar enviar un mensaje de represión al movimiento independentista», ha concluido.

Port de Tarragona