Dos ingresados ​​en prisión por cometer dos robos violentos en el mismo establecimiento hotelero de Esplugues de Llobregat

Los arrestados, que habían ocultado su rostro con un casco de motocicleta, amenazaron al trabajador del establecimiento y los clientes con cuchillos de cocina

Foto: Mossos

Los Mossos han detenido a dos hombres de nacionalidad española, de 25 y 27 años y vecinos de L’Hospitalet de Llobregat como presuntos autores de un robo con violencia e intimidación en un establecimiento hotelero de Esplugues de Llobregat. Los hechos sucedieron unas horas antes, sobre las 23.00 horas del domingo, cuando dos hombres habían amenazado, con cuchillos de cocina de grandes dimensiones, el recepcionista y dos clientes de un hotel del municipio de Esplugues de Llobregat. Los autores de los hechos, que habían ocultado su rostro utilizando un casco de motocicleta, habían conseguido llevarse el dinero que contenía la caja registradora de la recepción y huir con una motocicleta del lugar. Inmediatamente, las dotaciones policiales se dirigieron al lugar e iniciaron la búsqueda por la zona de los dos autores.

Finalmente, sólo tres horas más tarde, a raíz de una eficaz transmisión de información e investigación de las unidades policiales de Seguridad Ciudadana y de Investigación de las comisarías de Esplugues de Llobregat y Hospitalet de Llobregat, los agentes lograron detener a los presuntos autores, aunque se resistieron activamente, en el municipio de L’Hospitalet de Llobregat.

Posteriormente, gracias a las gestiones de investigación los agentes de la Unidad de Investigación de la comisaría de Esplugues de Llobregat resolvieron un segundo robo con violencia e intimidación, con arma blanca, cometido en el mismo establecimiento, durante el último mes de abril, por lo que fueron identificados como los presuntos autores del delito.

No se descarta la participación de estas personas en otros hechos delictivos por lo que la investigación continúa abierta.

Los arrestados, con ocho antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial y el juez instructor decretó su ingreso en prisión.

Port de Tarragona