El Ayuntamiento de Calella comparecerá como acusación particular en el caso de abusos de una niña de 10 años el pasado domingo

Los Mossos detuvieron al autor, de un menor que huyó de un centro de Barcelona y que se entregó a la policía.

El Gobierno Municipal de Calella comparecerá como acusación particular en la actuación judicial que se iniciará en un caso de abusos sexuales cometidos contra una niña de 10 años en un parque de la población el pasado domingo. La Policía Local de Calella, a raíz de una llamada al 112, hizo una intervención para atender un posible caso de abusos sexuales a una menor, una niña de 10 años. Aunque el padre de la niña vive en Pineda, en el momento de recibir el aviso, la menor se encontraba en casa de su abuela en Calella, ha informado el Ayuntamiento de la localidad.

La Policía Local, una vez enterados de la situación, pidió al padre si quería interponer denuncia y se le ofreció acompañarlo a la comisaría de los Mossos para que se activaran los protocolos y para evitar la doble victimización (haber de explicar la víctima el caso a los dos cuerpos policiales).

Según los datos disponibles, el joven es un menor fugado de un centro de Barcelona que, en un primer momento, después de los hechos, huyó y anoche se entregó a la policía. Al parecer, el agresor y la víctima se conocían desde hacía unos meses.

Aunque en un primer momento se acusó directamente a los jóvenes alojados en el Hotel Marisol de Calella, el Ayuntamiento confirma que no han intervenido en el suceso.

Port de Tarragona