El Supremo ya ha enviado a Bélgica y Escocia las nuevas euroórdenes contra Ponsatí, Comín y Puig

Carles Puigdemont con Lluís Puig, Clara Ponsatí, Toni Comín i Meritzell Serret. / Natàlia Segura

ACN Bruselas / Madrid .- El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha emitido nuevas euroórdenes y órdenes internacionales de detención y extradición contra los ex consejeros Toni Comín, Clara Ponsatí y Lluís Puig, según informó el alto tribunal. En el auto, el instructor de la causa contra el proceso pide la extradición del ex consejero de Salud Toni Comín por delitos de sedición y malversación, la del ex titular de Educación Clara Ponsatí por sedición y la entrega de la exconsejero de Cultura Lluís Puig por malversación y desobediencia. Llarena ya ha enviado las euroórdenes a las autoridades belgas y también escocesas, según han avanzado este martes por la mañana sus defensas. El letrado de Ponsatí ya ha explicado que se presentará el jueves por la mañana a dependencias policiales para luego pasar a disposición del Tribunal de Edimburgo encargado del caso mientras que la defensa de Comín y Puig en Bélgica aún no sabe cuando deberán dirigirse a las autoridades para ponerse a disposición judicial.
De este modo, el magistrado del Supremo hace caso a la Fiscalía, que pidió el pasado jueves reactivar las euroórdenes por estos delitos con la única diferencia de que no incluye el delito de malversación en el caso de Ponsatí. La orden de detención y entrega también se ha remitido, a parte de las autoridades belgas y escocesas, en las oficinas de coordinación policial Sirene y la Interpol, en caso de que salieran de la UE.

«Puede concluirse que los indicios racionales de criminalidad que apuntaba la instrucción y que se reflejaron en el auto de procesamiento, no sólo persisten, sino que cuentan a día de hoy con una sentencia que opera como elemento de refuerzo respecto del pronóstico de responsabilidad de los fugados «, argumenta Llarena al auto de 59 páginas, que recuerda que están» en rebeldía «desde el 9 de julio de 2018.

Llarena apunta al «compromiso soberano» de los países de la UE de compensar la libre circulación por el territorio con la garantía de «la efectividad del poder judicial en cualquier país en el que los presuntos autores puedan refugiarse». El magistrado pide el ingreso en prisión de los tres y argumenta que es una medida cautelar adecuada.

Indicios de malversación contra Comín y Puig

Aparte de la sedición y la desobediencia por los hechos de octubre de 2017, el magistrado ve indicios de malversación en el caso de Comín y Puig. Concretamente, Llarena cita los gastos de distribución postal para el 1-O a cargo de la empresa Unipost y recoge que el pago se «disimular y fraccionar» entre consejerías y atribuye 238.003,35 euros al Departamento de Salud y 233.180,55 a Cultura.

Llegan después de la de Puigdemont

El pasado 14 de octubre, día en que se hizo pública la sentencia del 1-O, el juez Llarena ya emitió una nueva euroodre contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y la justicia belga decidirá al respecto el próximo 16 de diciembre. Un juez belga ya descartó la prisión preventiva de Puigdemont, que está en libertad sin fianza y puede salir del país si pide permiso.

Llarena ha reactivado las euroórdenes después de que la Sala Penal del alto tribunal haya condenado por sedición y malversación los también miembros del anterior Gobierno Oriol Junqueras (13 años), Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa (12 años) y sólo por sedición Joaquim Forn y Josep Rull (10 años y 6 meses).

En el caso de Puig, se le acusa de los mismos delitos que a Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó que finalmente han sido condenados únicamente por desobediencia con multas de 60.000 euros e inhabilitación de un año y ocho meses.

El abogado de Ponsatí denuncia «criminalización»

El abogado de Ponsatí, Aamer Anwar, ha anunciado que la exconsellera de Educación pasará a disposición judicial jueves y explicó que defenderá que «no hay garantías del derecho a un juicio justo en España». Según la defensa de la exconsellera la causa es un «intento sistemático de criminalizar la lucha por la independencia» de Cataluña.

Fracaso de las anteriores euroórdenes

El tribunal de primera instancia belga rechazó en 2018 la segunda euroorden contra Comín, Puig y Meritxell Serret por un error de forma, mientras que la justicia de Escocia no se llegó a pronunciar al respecto en el caso de Ponsatí. Llarena retiró la petición de extradición contra todos los ex miembros del Gobierno después de que la justicia alemana se negara a extraditar al ex presidente Carles Puigdemont por rebelión.

Port de Tarragona