El Gatillo

Por Manel Fontdevila

UNA PESADILLA TERRIBLE

He soñado que iba a votar y la urna me decía…

«¡Hasta pronto!»

Port de Tarragona