El jurado popular declara culpable de homicidio con dolo eventual al autor confeso de la muerte de una mujer Salou

Aprecia los atenuantes el consumo de drogas y alcohol pero considera que existió abuso de superioridad

Mar Rovira

ACN .- El jurado popular ha declarado culpable por unanimidad a Claudio Augusto Santana, el hombre acusado de asfixiar durante un juego sexual una mujer que ejercía la prostitución en Salou, en agosto de 2016. El juicio se ha celebrado por segunda vez esta semana en la Audiencia de Tarragona después de que el TSJC anulara la sentencia del año pasado y obligara a repetir la vista. Según ha constatado el jurado, el acusado vio alterada su percepción del riesgo por los efectos euforizantes que le provocó el consumo de drogas y alcohol, que se ha considerado atenuante así como el hecho de que se confesara como autor del crimen. Por el contrario, el veredicto considera probado la agravante de abuso de superioridad. La defensa se ha adherido a la petición del fiscal.
El veredicto, según el ministerio público, avala todas sus pretensiones y, en este sentido, ha solicitado ocho años y medio de prisión por homicidio con dolo eventual.

Los miembros del jurado popular han acordado por unanimidad que el acusado apretó el cuello de la víctima con fuerza siendo conocedor de que la hipoxifilia -práctica que se lleva a cabo para obtener placer sexual mediante el ofegament- podría conllevar riesgos. Según el jurado, y basándose en la declaración del procesado, el hombre actuó sin cuidado y sin importarle que pudiera provocar la muerte de la mujer durante el juego sexual.

Además, también han probado que la víctima vio reducida «sensiblemente» las posibilidades de defenderse tanto por el consumo propio de drogas y alcohol, como por la situación en que se produjo la agresión. La mujer se encontraba con los brazos semiflexionadas y ligados por detrás la espalda cuando el acusado cogerla del cuello y la estranguló hasta la muerte. La víctima, que tenía 28 años y era originaria de Lleida, murió a causa de asfixia mecánica por compresión cervical, estrangulamiento y anoxia cefálica.

El fiscal, Ángel Villafranca, ha pedido prisión por homicidio con dolo eventual y que se adecue la indemnización de los familiares de la víctima según los criterios habituales para los delitos dolosos. Aparte, el jurado ha considerado que el procesado no puede solicitar el indulto. El juicio ha quedado visto para sentencia este viernes.

Condenado a tres años y medio de cárcel en la primera vista

El primer juicio se celebró a finales de 2017. Entonces, el procesado admitió que el 23 de agosto de 2016 había asfixiado la víctima, una joven que ejercía la prostitución, mientras ella estaba de espaldas y con las manos atadas en el marco de un juego sexual. El mismo día por la tarde, Santana se presentó en la comisaría de los Mossos de Salou donde reconoció haber mantenido las relaciones sexuales y explicó que encontró muerta a la chica al levantarse por la mañana. En el mismo lugar de los hechos reconoció voluntariamente ante los agentes haber sido el causante de la muerte. El hombre fue condenado a tres años y medio de prisión por un delito de homicidio imprudente con los atenuantes de afectación tóxica y alcohólica, y el de confesión.

Sin embargo, el año pasado el TSJC estimó parcialmente el recurso de la fiscalía, anuló la sentencia y ordenó repetir el juicio. Así, a raíz de la anulación de la sentencia del hombre quedó en libertad. Sin embargo, el individuo incumplió la medida cautelar de comparecencias periódicas en el juzgado y en febrero pasado la Audiencia de Tarragona ordenó la llamada, búsqueda, detención e ingreso en prisión. Finalmente, la policía española lo detuvo el 26 de junio en un centro comercial de El Ejido, en Almería, y la Audiencia lo envió a la cárcel para garantizar la celebración del juicio.

Port de Tarragona