Los Mossos se ven obligados a matar a un perro de un disparo durante la desarticulación de una red de tráfico de marihuana en Barcelona

arxiu / archivo

Los Mossos han llevado a cabo esta mañana un operativo contra el tráfico de marihuana que ha acabado con el desmantelamiento de una asociación cannábica de Barcelona y cuatro plantaciones de marihuana (dos en Argentona y dos en Sitges). En el registro de Argentona, donde se han detenido a dos personas, los agentes se encontraron también con tres perros que han reaccionado de forma agresiva al ver a los agentes. Ante el riesgo para la integridad física de los mozos y para minimizar daños lesivos en los animales, se ha hecho uso del dispositivo conductor de energía y la lanzadera de proyectiles de foam para repeler el ataque. Los tres perros, todos de la misma raza considerada potencialmente peligrosa, se encuentran en buen estado y no han sufrido lesiones graves.

Posteriormente, los agentes se encontraron de repente un cuarto perro en la cocina. Este perro, que es de la misma raza que los anteriores, ha iniciado un ataque contra uno de los agentes. Ante el inminente ataque y la imposibilidad de neutralizar la agresión del animal haciendo uso de otra herramienta menos lesiva, al mozo no le ha quedado otra opción que utilizar el arma de fuego reglamentaria para evitar resultar herido tanto él como el resto de los agentes integrantes del equipo. Desgraciadamente el perro ha muerto.

El dispositivo policial ha comportado también la desarticulación de un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas que a través de la asociación cannábica investigada situada en la carretera de Sants, distribuía sustancias estupefacientes, principalmente marihuana. En total se han detenido a 5 personas, entre ellas los máximos responsables del grupo, una pareja de nacionalidad holandesa que se encontraba en una de las casas de Argentona, y dos personas resultaron investigadas.

La investigación se inició hace unos meses cuando se tuvo constancia de la actividad ilícita de esta asociación cannábica a raíz de la venta de sustancias estupefacientes a personas ajenas al club. Fruto de las gestiones de investigación se pudo determinar que los máximos responsables del club tenían varias plantaciones de marihuana en el Maresme y el Garraf.

Esta mañana, los mozos han realizado cinco entradas simultáneas, una en Barcelona, ​​dos en Argentona y dos en Sitges que han permitido desmantelar cuatro plantaciones de marihuana y la asociación cannábica investigada y dar por desarticulado el grupo criminal responsable de tráfico de marihuana.

Los propietarios de los perros han quedado detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y otras personas que vivían en el mismo inmueble y no eran objeto de la investigación policial se han hecho cargo de ellos. Está previsto que los detenidos pasen a disposición judicial en las próximas horas y la investigación continúa abierta.

Port de Tarragona