Contradicciones, errores de forma y una pobre fundamentación motivan que el juez devuelva el veredicto del juicio al «Chicle»

El magistrado Ángel Pantín ha devuelto por errores formales, una pobre fundamentación y posibles contradicciones, el veredicto sobre el asesinato de Diana Quer. José enrique Abuín Gey, alias el Chicle, fue evaluado por un jurado popular y su conclusión final no permite dictar la pena, según el presidente del tribunal. El órgano ciudadano comenzó su deliberación el pasado martes por la tarde y en ella han tenido que pronunciarse sobre los hechos alegados por las partes -detención ilegal, asesinato y agresión sexual-, la participación del único encausado en los mismos y su implicación. Se previa que esta mañana de viernes se diese lectura del veredicto, pero el magistrado ha suspendido este acto por estas consideraciones previas. Así, el jurado deberá volver a reunirse para deliberar.

La ley establece que se declaran probados los hechos si obtienen al menos siete votos, en el supuesto de que resulten perjudiciales para el procesado, y cinco si le son favorables. En el caso más extremo, y en base a la misma norma, si tras tres devoluciones persistiese esta situación, se disolvería el jurado y se celebraría un nuevo juicio oral.

Port de Tarragona