Muere un hombre tiroteado en Llinars del Vallès mientras hablaba con un policía local, que recibió un disparo en el chaleco

arxiu / archivo

Un hombre ha muerto tiroteado en Llinars del Vallès (Barcelona) este jueves hacia las siete y media de la tarde mientras hablaba con un agente de la Policía Local de este municipio al borde de un área de servicio de la AP 7. Según ha podido saber la ACN, el agente del cuerpo de seguridad local ha recibido un disparo en el chaleco antibalas pero está fuera de peligro. Algunas fuentes apuntan a que la víctima podría ser un confidente. Parece que mientras ambos hablaban un hombre vestido de negro que hacía ‘footing’ se les ha acercado y ha sacado el arma corta con la que ha disparado hasta ocho veces. Después ha marchado igualmente corrientes del lugar. De momento los Mossos han confirmado que hay una investigación abierta por un homicidio.
La policía científica ha estado toda la tarde y hasta ya bien entrada la noche inspeccionando la zona, un descampado detrás de una gasolinera donde los trabajadores de este establecimiento aparcan los automóviles. Ha habido policías buscando con linternas por entre algún coche, detrás de unas vallas de madera donde presumiblemente ha quedado el cuerpo de la víctima.

Hacia las diez y media de la noche los agentes han avisado a las autoridades judiciales para que se pudiera ordenar el levantamiento del cadáver, pero no estaba claro si esta acción se podría llevar a cabo de inmediato o se tardarían algunas horas por las condiciones de oscuridad del lugar.

Fuentes cercanas al caso explicaron que es muy probable que el juez que instruya el crimen decrete secreto de sumario en torno a la causa.

Port de Tarragona