200 policías españoles y gibraltareños detienen a 47 personas en una red de tráfico de personas entre 5 países y 18 provincias españolas

CNP

47 personas han sido arrestadas en una operación conjunta de la Policía Nacional con la Royal Gibraltar Police por su presunta pertenencia a organización criminal y tráfico de personas entre Gibraltar, España y varios países europeos, informa el Cuerpo Nacional de Policía. La organización cobraba a cada inmigrante de Marruecos entre 7.000 y 8.000 euros, lo que le permitió obtener un beneficio económico de más de 1.000.000 de euros. El impacto de la actividad ilícita ha afectado a 18 provincias españolas y cinco países europeos, por lo que en el operativo han participado 200 policías junto a la policía de Gibraltar, todos ellos coordinados por EUROPOL. La investigación ha finalizado con dos entradas y
registro en domicilio, una en la Línea de la Concepción y otra en Gibraltar en
la que se contaba con una Orden Europea de Investigación, se ha intervenido
19.000 euros en efectivo, 12 smartphones, cinco turismos y diversa
documentación.

Nueva ruta de inmigración ilegal

La investigación dio comienzo en noviembre del 2018, cuando la Royal
Gibraltar Police detectó un aumento significativo de marroquíes procedentes
de Tánger que llegaban a Gibraltar con visado de estancia para Reino Unido.
Este visado no permite la entrada en ningún país del espacio Schengen, por lo
que no podían entrar a España legalmente.

La organización criminal contaba con dos ramificaciones, una en Marruecos y
otra en la comarca de Campo de Gibraltar (Gibraltar y la Línea de la
Concepción). En Marruecos captaban y planificaban los viajes de los
migrantes, para ello preparaban un expediente completo con documentación
falsa que mostraban a las autoridades británicas en el que reunían los
requisitos necesarios para conseguir el visado. Una vez obtenido el visado, la
organización compraba un billete de avión al traficado, le proporcionaba
reserva de hotel en Gibraltar y le indicaba los pasos a seguir y con quién
contactar. Por conseguir el visado cobraban entre 7.000 y 8.000 euros a cada
migrante.

Desde Gibraltar, ayudaban al traficado a cruzar la frontera clandestinamente,
para ello contaban con vehículos todoterreno pertenecientes a la organización
con matrícula gibraltareña y lunas traseras tintadas, donde los escondían y
trasladaban hasta La línea de la Concepción en España, siempre en horas
nocturnas para dificultar la visibilidad.

En ocasiones, los inmigrantes eran alojados en hostales de Gibraltar antes de
efectuar el cruce clandestino del control policial. Efectuado el cruce de la
frontera, eran alojados en el domicilio de uno de los cabecillas de la
organización o en hostales de la Línea de la Concepción. Al día siguiente, le
compraban un billete de autobús con destino a otra provincia española u otro
país europeo. Por el traslado cobraban entre 500 y 700 euros a los traficados.
Además, la organización contaba con un gran número de colaboradores,
como conductores, taxistas y personal para gestionar los billetes de viaje, por
ello cobraban entre 100 y 200 euros a los migrantes.

Tras la investigación, los agentes han podido constatar que el beneficio
obtenido por la organización asentada en Marruecos supera el millón de
euros, mientras que la ramificación de Campo de Gibraltar obtendría unos
beneficios estimados de 79.800 euros.

200 policías nacionales, la Royal Gibraltar Police y EUROPOL

La compleja organización criminal muestra su grado de especialización y
profesionalidad, Los agentes pudieron comprobar cómo sus miembros
empleaban diversas medidas de seguridad para intentar dificultar
seguimientos policiales, así como la flexibilidad para adaptarse a imprevistos
que tenía la banda, cuando se producía una detención de sus integrantes eran
sustituidos rápidamente por otros miembros para continuar con sus
propósitos.

Para desarticular la compleja red criminal, se ha contado con un operativo en
el que han participado 200 policías nacionales de distintas comisarías junto
con la Royal Gibraltar Police, todos coordinados a través de EUROPOL. Se ha
detenido a tres miembros de la organización en Gibraltar tras la ejecución de
las correspondientes Ordenes de Detención y Entrega, y a otros 44
integrantes en diferentes provincias españolas, todos por presunta
pertenencia a organización criminal y tráfico de personas.

La investigación ha finalizado con dos entradas y registro en domicilio, una en
la Línea de la Concepción y otra en Gibraltar en la que se contaba con una
Orden Europea de Investigación, se ha intervenido 19.000 euros en efectivo,
12 smartphones, cinco turismos y diversa documentación.

Port de Tarragona