Compran por 3,4 millones de dòlares el Ford Mustang que condujo Steve McQeen en la película «Bullit»

Aquel Ford Mustang GT del 1968 que condujo el actor Steve McQeen por las empinadas calles de San Francisco en la película «Bullit» se ha vendido en una subasta por 3,5 millones de dólares. La transacción se ha registrado en Florida por un pujador que no ha querido que se conozca su identidad. Son varias las circunstancias históricas que reúne este Mustang, la primera ha sido el elevado precio que se ha pagado por este modelo, pero también que fue el primer vehículo donde se instaló una cámara en su interior para tomar planos para la película. McQueen llevaba la ventana bajada para que se le pudiese ver conduciendo, aunque compartió volante con Bud Ekins, especialista de Hollywood.

El coche lo compró Sean Kiernan por 3.500 dólares y sus padres lo usaron hasta 1981. Tras décadas en las que se desconocía dónde se encontraba el vehículo, se expuso en la Feria del Automóvil de Detroit hace dos años, medio siglo después del estreno de «Bullit».

Port de Tarragona