El juez absuelve al actor Toni Albà del delito de injurias graves a la Policía y Guardia Civil al hacer prevaler la libertad de expresión

Toni Albà / Foto: Gemma Sanchez

Un juzgado Penal de Vilanova i la Geltrú ha absuelto al actor Toni Albà del delito de injurias graves. La causa se seguía por una denuncia policial sobre dos tuits en los que calificaba de terroristas de estado respondiendo a una publicación donde se podía ver una fotografía de los agentes de la UIP del Cuerpo Nacional de Policía, y de otro que citaba «Atropellar ciudadanos lo hace el islámico y el hispánico», junto a un video en el que se veían dos vehículos de la Guardia Civil realizando maniobras evasivas.

El juez considera que efectivamente, se ha tildado de «terroristas» a ambos cuerpos policiales respecto de los hechos del 1 de octubre, lo que constituye una «evidente humillación, denigración y deslegitimación democrática de ambas fuerzas policiales».

Sin embargo, aunque se trate de expresiones que reúnen los requisitos objetivos de la injuria grave, el derecho fundamental de libertad de expresión en conflicto nos
obliga a ponderar todos los parámetros expuestos en fundamentos jurídicos anteriores, por cuanto el Sr. Albà realizó tales comentarios con la finalidad de realizar
una crítica a la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante los hechos acaecidos durante el 1 de octubre de 2017. Es decir, y quizá sea obvio
resaltarlo, emitió una opinión en un asunto de especial relevancia política y, por lo tanto, nos encontramos ante el ámbito donde el derecho fundamental de libertad de
expresión y opinión recibe su protección más amplia, de modo que la sanción penal resulta posible sólo de modo muy restrictivo cuando resulta necesaria en una sociedad
democrática. Según la opinión del TEDH que aquí se asume, ello sólo ocurrirá cuando las expresiones vertidas durante el debate político suponen una incitación al odio o a
la violencia.

 

Port de Tarragona