El TSJC ordena a Salud dotar a los médicos de material protector tan pronto como lleguen suministros

Profesionales sanitarios se protegen en el Hospital Clínico. / Francisco Avia

La sala social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha estimado parcialmente la petición del sindicato Médicos de Cataluña para que todas las instituciones y entidades que prestan el servicio público de salud doten de todo el material de protección necesario a todos los profesionales sanitarios. El tribunal ordena al ICS, al CatSalut ya 30 entidades concertadas del SISCAT que proporcionen el material a los médicos «en el momento que reciban los EPI y otras medidas de protección».

En un auto de este martes, el TSJC desestima dos de las tres peticiones del sindicato, que el viernes pidió medidas cautelarísimas porque en 24 horas y durante toda la emergencia sanitaria todas las instituciones demandadas dotaran los sanitarios de los medios necesarios para cumplir los protocolos de protección avalados por la ciencia y la Organización Mundial de la Salud (OMS). El sindicato pedía respetar especialmente los colectivos vulnerables y que se respetara el protocolo establecido el 25 de febrero, más exigente que los posteriores, pero el tribunal considera que no se ha evidenciado que Salud no esté respetando las dos peticiones. En cambio, sobre el material de protección sí determina que hay que cumplir los protocolos tanto pronto como se disponga del material.

La organización, mayoritaria en el sector, fundamenta su demanda en el incumplimiento de la normativa de salud laboral que se hace patente en los últimos protocolos de actuación de los profesionales frente a casos de infección por el nuevo coronavirus, publicados por la Subdirección General de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de Salud Pública de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, que han ido rebajando de manera progresiva el grado de exigencia y seguridad de los materiales de protección. Así, la falta de equipos de protección individual (EPI) eficaces en los centros sanitarios y la utilización, como consecuencia de ésta, de materiales inseguros ha provocado un alarmante incremento de contagios entre los profesionales sanitarios que, en el caso de Cataluña , se eleva hasta el 17,37% sobre el total de positivos para Covidien-19, según datos del Departamento de Salud.

Por este motivo y ante la gravedad de la situación, MC reclamaba que el personal facultativo de los hospitales, centros de atención primaria y otros centros asistenciales públicos o privados que atienda casos posibles, probables, en investigación o confirmados por infección por el coronavirus, tenga a su disposición mascarillas de alta eficacia tipo FFP2 o FFP3, gafas de protección ocular de montura integral o protector facial completo, guantes y batas impermeables, según los protocolos de máxima protección aplicables a este patógeno.

Puerto de Tarragona