El Parlamento aprueba gracias a la abstención de los comunes unos presupuestos que se modificarán por la Covidien-19

Aragonés defensa que son la "primera piedra" de la reconstrucción y la oposición los ve "caducados"

Votación en el Parlamento esta noche. / Job Vermeulen

Marta Sierra / Barcelona .- El Parlamento ha aprobado gracias a la abstención de los ocho diputados de los comunes los presupuestos de 2020. Unas cuentas que el Gobierno ya se ha comprometido a modificar para adaptarlos a las consecuencias de la Covidien-19. De hecho, el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Pedro Aragonés, los ha definido como la "primera piedra de la reconstrucción» y ha hecho un llamamiento al «consenso». La presidenta de CatECP el Parlamento, Jéssica Albiach, reclama al Gobierno que ponga los presupuestos aprobados a disposición de la ciudadanía que más lo necesita para afrontar las consecuencias de la pandemia. Y el resto de la oposición cree que son unas cuentas «caducados». Los presupuestos suponen un aumento del gasto de 3.000 millones de euros respecto a los aprobados hace tres años.

Primeros presupuestos aprobados del Gobierno del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y primeros presupuestos tras tres años consecutivos de prórrogas. JxCat y ERC ha votado a favor, los comunes se han abstenido mientras que Cs, PSC-Unidos, PPC y CUP han votado en contra. El año pasado las negociaciones entre Gobierno y comunes terminaron sin acuerdo y en 2018 los presupuestos quedaron prorrogados por la aplicación del 155 y la suspensión de la autonomía.

3.000 MEUR más de gasto y un 25% más para inversiones

El presupuestos para 2020 suponen un aumento del gasto de 3.000 millones de euros respecto a las cuentas que estaban en vigor, aprobados hace tres años. Y también prevén un incremento de las inversiones del 25% en relación a las cuentas del 2017 para llegar hasta los cerca de 2.000 millones de euros. La cifra global de las cuentas es de 42.179 millones de euros y preveían más 4.000 MEUR más de ingresos que los de 2017. Una cifra que ahora se tendrá que revisar teniendo en cuenta el impacto de la Covidien-19 a la economía.

La dotación presupuestaria para Salud crece en más de 908,5 MEUR, una cifra que casi duplica la previsión de las cuentas fallidos del año pasado. Y las cuentas prevén incrementar el personal sanitario en 1.400 profesionales, un aumento del 7,4% respecto al 2017. En total, prevén destinar 9.739 millones de euros al departamento de Salud. Y en materia educativa destacan los 70 millones de euros para recuperar la financiación de las guarderías y se prevé un incremento de 261 docentes. En total, Educación recibe 6.695 millones de euros.

Los presupuestos tenían prevista una situación económica muy diferente a la que aparece con el estallido de la pandemia del coronavirus. De hecho, los presupuestos prevén un aumento del PIB del 1,9% este año con una demanda interna creciente del 1,7%, cifras que quedarán muy probablemente obsoletas.

Las cuentas se han aprobado en el Parlamento con un mes de retraso ya que Cs llevó tanto la ley de los presupuestos como la ley de medidas fiscales al Consejo de Garantías Estatutarias. El órgano consultivo ha avalado la totalidad de las cuentas y la mayor parte de los artículos cuestionados de la ley de acompañamiento.

Por primera vez en la historia y por las circunstancias excepcionales por Covidien-19, la mayoría de los parlamentarios han seguido la sesión desde casa ya que, según decidió la Mesa, en el hemiciclo puede haber un máximo de 21 diputados. Sólo 25 diputados de JxCat votaron telemáticamente. El resto han votado de manera presencial o de forma delegada con los diputados que sí han asistido en el hemiciclo.

Puerto de Tarragona