Trece ladrones detenidos en 24 horas en Barcelona por robos violentos en la calle y en comercios

Los arrestos se produjeron el 4 de junio y los cacos acumulan unos sesenta antecedentes

Agentes de Recursos Operativos de Mossos. (Archivo)

Los Mossos detuvieron hace tres días un total de 13 ladrones en Barcelona en sólo 24 horas por robos violentos en la calle y en comercios. Los arrestos se produjeron el pasado jueves, 4 de junio, en diferentes franjas horarias y zonas de la capital catalana, y los cacos acumulan unos sesenta antecedentes por robos violentos y / o con fuerza. Con el inicio de la desescalada, los Mossos han activado en Barcelona dispositivos y patrullajes preventivos para minimizar la acción delincuencial que desde el inicio del confinamiento se había reducido notablemente. Según la policía catalana, la actividad delictiva ha comenzado a crecer en las últimas semanas, a pesar de mantenerse con cifras por debajo respecto al mismo periodo del año anterior.

Peleas, agresiones y robos

En uno de los casos del 4 de junio en Barcelona, ​​los ladrones actuaron en grupo para asaltar la víctima pero la intervención de los agentes y la presencia de testigos que alertaron a la policía impidieron el robo. En otro de los incidentes, los agentes se activaron después de que un testigo entró sobre las 18.00 horas en la oficina de Atención al Ciudadano de la Barceloneta para informar que cerca de allí se estaba produciendo una pelea. El testigo facilitar la descripción de los autores, lo que permitió facilitar la información a los policías que estaban patrullando por las inmediaciones. Una patrulla localizó el incidente y detuvo a tres hombres que habían asaltado la víctima y ésta se estaba defendiendo.

Poco tiempo después, una patrulla observó in fraganti como un joven intentaba sustraer una bicicleta con violencia a un chico. Los agentes salieron corriendo detrás del autor y le pararon y detener. Durante la detención, uno de los agentes se hizo daño en el codo y el tobillo a raíz de la persecución a pie para pillar al ladrón. Quedó detenido por un delito de robo con violencia e intimidación, por atentado y resistencia a los agentes de la autoridad y por lesiones. Los agentes recuperaron la bicicleta que acababa de sustraer y le devolvieron a la víctima.

En la madrugada, un grupo de hombres y mujeres agredieron una chica, que sufrió arañazos en la cara y el pelo arrancados. La víctima explicó que había sido agredida con una navaja sin sufrir heridas de gravedad. Los Mossos identificaron varias personas que participaron en la agresión y arrestar el autor directo de la agresión. Finalmente, tres de las detenciones del 4 de junio se hicieron en el marco de diferentes investigaciones que los agentes de Investigación llevaron a cabo por tres robos violentos cometidos en los últimos días.

Puerto de Tarragona