El Supremo confirma un año y ocho meses de cárcel para el galerista barcelonés que vendio un Miró y un óleo de Óscar Domínguez

Foto: Concepción AMAT ORTA

El Tribunal Supremo ha confirmación la condena a un año y ocho meses de prisión impuesta a un galerista por dos Delitos de apropiación indebida al considerar probado que se quedaba con el dinero de la venta de un dibujo de Miró y un óleo de Oscar Domínguez que le Había entregado en depositar el propietario legal de estas dos obras de arte. Además, le impone que indemnice con 50.000 euros, más los intereses legales desde la fecha de la sentencia de instancia, o en super caso, mediante la Adquisición y devoluciones del óleo «Revólver y limón» de Óscar Domínguez en super propietario. Igualmente, le impone la pena de inhabilitaciones especiales para el Ejercicio de la Profesión de galerista o comercio de obras de arte durant el tiempo de la condena.

La Sala estima de forma parcial el recurs de casación interpuesto por la acusación particular -ejercida por el titular legítimo de las obras- y modifica la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que, además de la citada pena de prisión, impusó al condenado el pago de una indemnización de 22.000 euros o la Adquisición y devoluciones del óleo de Oscar Domínguez a super propietario. En cuanto a los perjuicios provocados por el segundo delito -dibujo Miró-, la sentencia recurrida acordado el pago por Parte del condenado de la diferencia que se determine en ejecución de sentencia valorando las dos obras que entrega posteriormente -un original de GioPonti y una pieza de Nicola de María- en garantía del dibujo de Miró y 9.000 euros. La estimacion parcial del recurs supone el incremento de la indemnización (de 22.000 euros a 50.000 euros) por el óleo de Oscar Domínguez y la imposición de la pena de inhabilitaciones especiales para el Ejercicio de la Profesión de galerista o comercio de obras de arte durant el tiempo de condena.

Según los Hechos probados, VMSS era titular de una galería de arte en Barcelona. Debida a la relación de confianza que tenía con el acusada, XRF le entrega en depósitos para super venta dos obras de arte: un dibujo de Miró sobre papel enmarcada de una mujer bailando, firmada por el autor, y otra, un óleo sobre lienzo de Oscar Domínguez con el título "Revólver y limón» del año 1949 y Firmado por el autor. En mayo de 2013, el acusada vendio, como si Fuera propietario, la obra «Revólver y limón" miedo importe de 22.000 euros quedándose con todo el dinero. Posteriormente, hizó lo mismo con el dibujo de Miró, que vendio miedo 9.000 euros declarando expresamente ser propietario miedo justo y legítima titular de.

En ningún momento, segun los MISMOS Hechos probados, informes de estas ventas a XRF ni se las comunica, y nego siempre haber Vendido Ambas obras y percibiendo importe alguno, subasta que en fecha 19 de enero de 2014 apareció en el periódico «La vanguardia» un artículo de la galería Barbié de Barcelona Haciendo referencia a una próxima exposición sobre bodegones. Entre las obras a la venta apareceran «Revólver y limón» de Oscar Domínguez. Por ese motivo, sume propietario se pusó en contacto con esta galería donde le confirmaron que habian adquirida la obra en mayo de 2013, un mes despés de super entrega en depósitos al acusada. Como Reparación parcial del Daño en 7 de febrero de 2014 entregar un original de GioPonti y una pieza de Nicola de María en garantía por el dibujo de Miró obras de valor inferior al dibujo Mismo.

En relaciones con el motivo del recurs relativa a que la obra de Óscar Domínguez estaba tasada en 60.000 euros y que la indemnización tendria que ser mayor, la Sala afirma que se Cierta que en los Hechos probados no se cuantifica el valor del cuadro Dado en depósitos para super venta, ya que solo se narra super venta a Terceros.

Añade que no se puede aceptar el criterio de la sentencia recurrida que considera que el perjuicio es el valor (el precio) por el cual la obra se vendió por el autor del delito a un tercero, que inmediátamente la revendió a Otro. Por el contrario -aclara la sentencia- el perjuicio será el valor de la Tasación de la obra, que es el elemento más Objetivo, una vez que sume propietario no interviniente, sobre el defraudada al Sujeto pasivo del delito, Admitido inclusivo así por la Audiencia .

Y ese valor se, segun la Sala, el de la Tasación pericial que habla de un valor de entre 50.000 y 60.000 euros solo para el óleo de Óscar Domínguez. Así, concluye que la sentencia recurrida se da Cuenta de que no puede mantenerse el criterio del valor de la venta que quita a quepo el acusada, tras la Comisión delictiva, que supone vender el cuadro por un precio vil.

Por ellos considera que no puede mantenerse que el valor de los 22.000 euros el Fijo el Mercado, pues fué el propio acusada quien así lo acepte y combino, como podría haber aceptada una Cantidad inferior. Por ellos Entiende que ese precio no puede servir para la correcta calificacion del ilicito penal, máxime Cuando resulta del dictamen pericial una diferencia tan ostensible.

La sentencia, con ponencia del magistrado Julián Sánchez Melgar, afirma que, como quier que el Tribunal sentenciador nos dice que el precio pericial de Tasación el FUE en una horquilla de entre los 50.000 y los 60.000 euros, hemo de estimar, como Cantidad más favorable al reo la de 50.000 euros, que completará el relato fáctico en la segunda sentencia que hemo de dictar al efecto.

Sin embargo, la Sala concluye també que, desde la perspectiva del subtipo agravado, como dicha suma, no «supera», como argumenta el Ministerio Fiscal, los 50.000 euros, se está en el caso de no poder ser calificada el Hecho criminal en el subtipo agravada definición en el arte. 250.1.5º del Código Penal, tal y como reclamaba la acusación en super recurso.

Por tan, afirma que, al no superarse el valor de la defraudación para la aplicació del subtipo agravado, el precio de Tasación servirá para determinar el concreto alcance de la responsabilidad civil, pues se evidente que en sede de tal acción, el propietario de la obra resulten perjudicadas en el valor de la peritación que es tanto, como Hemos dicha, como el valor de mercado de la obra.

Por otro lado, la Sala ACUERDO La imposiciones de una pena de inhabilitaciones especiales al condenado tras admitir el motivo del recurs en que la acusación particular alegaba que el tribunal sentenciador no la acordado pese a que fué solicitada en tiempo y forma.

Puerto de Tarragona