El Hospital Sant Pau aparta un médico para grabar una paciente desnuda simulando que era para un estudio

El centro le ha abierto un expediente por una falta "grave"

Entrada en el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. / Joana Garreta

El Hospital de la Santa Cruz y San Pablo ha apartado un médico después de que grabara en vídeo una paciente desnuda de cintura para arriba simulando que era para un estudio, que resultó ser falso. Tal y como ha publicado el diario Ahora y ha podido confirmar la ACN, la víctima fue el 11 de mayo en el hospital para hacerse la prueba de la tuberculosis y el médico, residente de primer año, le pidió si podía grabar la visita por un presunto estudio, que resultó no existir. Según la mujer, el doctor tenía una cámara escondida bajo un paño en un rincón y no le hizo firmar ningún consentimiento por los derechos de imagen.

Los doctores que tutoriza el médico le han abierto un expediente por falta grave.
El mismo día de la visita, la víctima llamó al hospital para pedir que borraran la grabación, momento en que el centro le dijo que no tenía constancia de ningún estudio.

El hospital abrió una investigación para esclarecer los hechos y apartó el doctor desde el momento que la paciente alertó de la situación. También le suspendió la actividad docente que desarrollaba en Sant Pau.

Según apuntó el diario Ahora, la sanción por falta grave que ha propuesto la unidad docente puede ir desde una amonestación hasta una suspensión de empleo y sueldo de hasta 30 días. La sanción se encuentra en periodo de alegaciones.

Según el mismo diario, el médico implicado admitió que había hecho la grabación pero argumentó que era para un documental de una productora italiana.

Puerto de Tarragona