Localizan más de 15.000 plantas de marihuana en tres plantaciones en el Gironès y detienen a cinco personas

Una de las escopetas interceptadas en la operación. / CME

Los Mossos han localizado más de 15.000 plantas de marihuana en tres plantaciones encontradas en el Gironès. En una primera operación, el 22 de julio, detuvieron a cinco personas relacionadas con plantaciones en varias fincas. Las detenciones se realizaron en Canet d'Adri, Esponellà y Cornellà de Terri y los detenidos fueron cuatro hombres y una mujer, de 44 y 56 años, nacionalidad española y vecinos de Girona, Palafrugell, Salt y Cornella del Terri. Estos tenían plantaciones de marihuana en tres fincas diferentes. Por otra parte, se localizaron 1.200 plantas más en Vilademuls.

Los Mossos calculan que una vez recolectadas todas las plantas habrían producido un mínimo de 7.500 kilos de marihuana, que equivale a más de 11 millones de euros en el mercado il·legal.A principios de julio los Mossos comprobaron que en una finca de Canet d'Adri había una plantación de marihuana. Durante la investigación, identificaron los posibles responsables y propietarios de la finca y constataron que tenían otras fincas cercanas, en Esponellà y Cornellà de Terri. Estas fincas podrían haber sido adquiridas con los beneficios obtenidos de las plantaciones de marihuana, ya que los identificados no disponían de medios de vida para poder comprar las propiedades.

Tras obtener autorización judicial, los agentes montaron un dispositivo el 22 de julio para realizar entradas y registros simultáneos en las tres propiedades. A la entrada de Canet d'Adri, los investigadores observaron que la plantación ya había sido recolectada pero, aún así, encontraron 1.129 gramos de marihuana secada. Por este motivo detuvieron a un hombre de 49 años y vecino de Salt, como vigilante de la plantación, el cual llevaba un arma de fuego tipo escopeta en el momento de su detención.

A Esponellà, encontraron un total de 2.913 plantas. También observaron que en la finca había varios depósitos de agua para hacer el sistema de regadío, lo que demostraba que era una plantación a pleno rendimiento. Por este motivo se detuvo a un hombre de 56 años y vecino de Palafrugell, el que también disponía de un arma de fuego y que hacía tareas de vigilante.

Finalmente en la entrada de Cornella de Terri detuvieron a un hombre y una mujer de 47 y 44 años de edad y vecinos de Cornellà del Terri y Girona, respectivamente, como propietarios de las dos explotaciones. Durante la tarde del mismo día, los agentes detuvieron a una cuarta persona en relación al caso.

Los Mossos no dan por cerrada la investigación y no descartan nuevas detenciones relacionadas con el caso.

Tres de los detenidos, con antecedentes, pasaron el 24 de julio a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Girona. Los otros dos detenidos comparecerán ante el juez encargado del caso cuando sean requeridos.

Más de 1.200 plantas a Vilademuns

A raíz de la investigación iniciada a principios de mes, los Mossos pudieron saber que alrededor de las primeras explotaciones y dentro del municipio de Vilademuls podría haber otras plantaciones exteriores de características similares.

Así, el 9 de julio se localizaron unas plantaciones de marihuana en Huérfanos (Vilademuls), en un lugar boscoso y de difícil acceso cerca del río Fluvià. Se localizaron tres campos con un total de 6.100 plantas.

Posteriormente, el 23 de julio se localizó otra plantación de marihuana, en Parets d'Empordà (Vilademuls), también en un lugar de difícil acceso. En esta ocasión, se encontró dos campos con 4.200 y 2.000 plantas respectivamente. En ninguno de los dos casos se produjeron detenciones.

Puerto de Tarragona