El Gobierno abre en Tarragona una unidad pionera de atención integrada a menores víctimas de abusos sexuales

El centro se basa en el modelo Barnahus, muy extendido en el norte de Europa y que pretende evitar la revictimización

Los consejeros Chakir El Homrani y Josep Bargalló a una de las salas de la unidad integrada de atención a niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales (Barnahus) de Tarragona. / Roger Segura

Roger Segura / Tarragona.- El complejo educativo de Tarragona cuenta con la primera unidad integrada de atención a niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales de Cataluña. El proyecto está basado en el modelo Barnahus, donde todos los departamentos que intervienen en un caso de abuso sexual infantil se coordinan y trabajan bajo el mismo techo, evitando así que el niño tenga que ir desplazando a los diferentes servicios involucrados y tener que pasar el trago de repetir su historia. Se trata de un modelo que está muy extendido en los países nórdicos pero que es pionero en el sur de Europa. Desde que se puso en marcha en abril, la unidad tarraconense ha atendido 33 víctimas. Si los resultados de la prueba piloto son satisfactorios, el Gobierno prevé abrir más centros en otros lugares del país.

El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, y el consejero de Educación, Josep Bargalló, han visitado el proyecto este miércoles. La unidad se ubica de momento en una ubicación provisional y la intención es que se instale definitivamente en un espacio de nueva construcción en el mismo complejo educativo de Tarragona.

El Homrani ha destacado que se trata de un proyecto pionero, tanto en Cataluña como en España, para dar una atención integrada «a niños y adolescentes que han sufrido la lacra más grande que tenemos como sociedad: los abusos sexuales» . El interés superior, ha subrayado el consejero, es poner al niño «en el centro de la intervención».

El centro tiene el aspecto de un hogar para que los niños y sus familias le reconozcan como un «espacio amigable». Trabaja a tiempo completo un equipo psicosocial de siete personas, más otros profesionales que se desplazarán cuando sea necesario o que conectarán por videoconferencia para evitar que sea la víctima y su familia quien tenga que recorrer las distintas instancias que intervienen en estos procesos : la comisaría, el juzgado, el servicio de infancia o el centro médico.

Con el objetivo de evitar la «revictimización» se desplazarán las unidades de los Mossos, el equipo del Departamento de Justicia encargado de la prueba preconstituida y psicólogos clínicos destinados a los centros de salud mental infanto-juvenil para el tratamiento psicoterapéutico inicial a las víctimas y sus familias, si es necesario. El proyecto implica cinco departamentos del Gobierno -Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Salud, Educación, Justicia e Interior.

No se trata de un espacio de internamiento, sino que tiene carácter ambulatorio. En este sentido, se harán las sesiones de seguimiento que sean necesarias, ya sea con el niño y / o con la familia, mientras no se haga el diagnóstico de la situación y la orientación terapéutica de la víctima, según ha explicado la directora de la DGAIA, Ester Cabanes.

La intervención incluye la evaluación psicosocial, la investigación policial, la exploración médico-forense de la víctima, la entrevista, además de informar y asesorar a la judicatura y la fiscalía. Los profesionales del servicio intervienen tanto en casos de sospecha como de certeza y ya se han dado una treintena de víctimas por vía telemática, dado el contexto de pandemia.

Las instalaciones que se han abierto en Tarragona disponen de salas de espera para proteger la privacidad del niño y equipadas con muebles, juguetes, revistas, libros, etcétera adecuados a la edad y necesidades de los usuarios pequeños y grandes. Las estancias son adecuadas para la entrevista forense y la entrevista de exploración, así como para las entrevistas familiares, y están conectadas con un sistema audiovisual de comunicación. También hay cocina office, aseo, una sala de exploración médica y despachos.

El consejero de Educación, Josep Bargalló, ha recordado que la violencia basada en el abuso sexual suele darse en el ámbito de la familia o de la escuela, y ha insistido en que este centro Barnahus es «una herramienta de acompañamiento a las víctimas y de reparación ». El consejero ha llamado a luchar «con contundencia» y sin «ningún mínimo miramiento».

Barnahus es un modelo de atención a los abusos contra la infancia promovido por Save the Children y que es habitual en los países nórdicos. Esta entidad ha colaborado en la puesta en marcha del servicio de Tarragona con asesoramiento y formación. En este sentido, el centro de Tarragona servirá de «prueba piloto», pero el objetivo del Gobierno es poder crear nuevas unidades en todo el territorio.

Puerto de Tarragona