El Ministerio de Defensa enviará a Toledo a 900 de los 1.200 militares que debían examinarse en Talarn

280 aspirantes realizarán las pruebas y se alojarán en la Academia militar de Talarn, que tiene capacidad para 300 personas

El ministro de Defensa pasando revista a la Academia Militar de Talarn, en 2016. / Lluvich M.

El Ministerio de Defensa ha dado marcha atrás y finalmente enviará a la Academia de Infantería de Toledo a 900 de los cerca de 1.200 aspirantes a militar que estaba previsto que fueran a Talarn. Según ha avanzado 'Pallars Digital' y ha podido confirmar la ACN, Talarn ha recibido la orden de realojar 900 militares y finalmente serán 280 los aspirantes que se desplazarán y se alojarán en la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn, que tiene una capacidad para 300 personas. Hasta este sábado estaba previsto que los 1.200 militares se desplazaran en el Pallars Jussà para examinarse. De estos, 300 se habían de alojar a la Academia y el resto en establecimientos turísticos.
Críticas por las pérdidas económicas

Algunas formaciones, como Compromiso por Tremp, criticaron que desde el ayuntamiento se rechazara el desplazamiento de 1.200 militares por razones de «salud pública» y han asegurado que el consistorio «crea alarma». También han subrayado que la Academia de Talarn tiene sus planes propios de prevención para garantizar la seguridad sanitaria.

Además, lamentaron que con la decisión de realojar cerca del 70% de los aspirantes previstos habrá unas pérdidas económicas importantes para el sector del comercio, la hostelería y la restauración y han reclamado «compensaciones económicas» en el Ayuntamiento.

Protestas por la movilidad de los militares

Aparte de las quejas de varios alcaldes, las secciones pallaresas del ANC, Òmnium, los CDR y los Consejos Locales para la República también mostraron su «preocupación» y «desacuerdo» por la llegada de los aspirantes a militares desde diversos lugares del estado español. En una carta enviada a todos los ayuntamientos del Pallars Jussà y el PROCICAT de la Puebla y Tremp consideraron "irresponsable" esta movilidad masiva.

Puerto de Tarragona