Los Mossos detienen a dos de los agresores de extrema derecha que hirieron gravemente a un chico en el Metro de Barcelona

Foto: archivo

Los Mossos han detenido a dos hombres relacionados con grupos de extrema derecha en el llamado Caso Auri. Se les atribuye un delito de lesiones grave con agravante de odio. El pasado 17 de octubre un joven sufrió una agresión por motivos ideológicos en el metro de Barcelona, ​​que le provocó un fuerte traumatismo cráneo encefálico y la rotura de dos piezas dentales, según informa la Policía catalana.

Los autores de la agresión fueron un grupo de cinco personas (4 chicos y una chica) que acababan de asistir a una manifestación en la Plaza Artós, mientras que la víctima había participado en otra de signo contrario. Se da la circunstancia de que el autor material de la agresión se encuentra en estos momentos interno en régimen cerrado en el Centro Penitenciario de Lledoners, donde cumple pena por otras agresiones. El otro agresor fue detenido en la localidad de Cornellà del Llobregat. Ambos jóvenes forman parte de colectivos de extrema derecha y facciones radicales de seguidores de equipos de fútbol.

La investigación continúa abierta con el objetivo de identificar los otros tres autores. Momentos antes de la agresión el mismo grupo había increpado a una chica de origen árabe por su condición de origen, sin que en ese caso se produjera ninguna agresión física.

Puerto de Tarragona