El Gobierno reforzará la presencia policial cerca de la escuela de Avinyonet donde impactó una bala

Los Mossos identifican a una persona en relación a los hechos y registran tres casas ocupadas situadas frente al centro

Cerrar de una de las casas ocupadas ante la escuela con el precinto de los Mossos. / Gemma Sánchez


Gemma Sánchez .- La Generalitat se ha comprometido a reforzar la presencia de los Mossos en el entorno de la escuela de Avinyonet del Penedès, donde esta semana la dirección ha denunciado daños por un disparo de arma de fuego. Desde el Ayuntamiento se aseguró que el disparo procedía de unas casas ocupadas justo delante del centro y avisó que no comenzarían el curso el día 14 de septiembre si el Gobierno no tomaba alguna medida. Este viernes, el director general de los Mossos, Pere Ferrer, garantizó más presencia policial y aseguró que el próximo día 14 «será un día normal de vuelta a la escuela». Al mismo tiempo, explicó que la policía ha identificado a una persona en relación al disparo y que se han registrado y cerrado tres de las seis casas ocupadas.

Cerca de un centenar de personas se han concentrado este viernes por la tarde delante del CEIP Avinyonet del Penedès para reclamar a la Generalitat una «solución» ante las incidencias acumuladas durante el último año y medio con una familia que ocupa las seis casas unifamiliares que hay delante del centro. El último episodio han sido las marcas de un disparo y una bala que la dirección de la escuela encontró el día 1 en un aula del primer piso. El proyectil atravesó los cristales de la ventana e impactó contra una pizarra.

Fruto de este incidente y del aviso del Ayuntamiento asegurando que no iniciarían el curso el día 14 en estas condiciones, el director general de los Mossos, Pere Ferrer, encabezó una reunión con el Ayuntamiento, los Servicios territoriales de Educación y la comunidad educativa donde ha detallado la investigación policial sobre los hechos y garantizó más presencia de los mossos en la zona.

Según Ferrer, los Mossos llevan «meses» investigando el colectivo ocupa de esta zona de Avinyonet y dijo que en julio detuvieron 5 miembros del grupo por varios delitos. Al mismo tiempo, tras el disparo de arma de fuego en la escuela, este jueves la policía identificó una persona y la jueza autorizó el registro en tres de las seis casas. Ferrer ha garantizado que los tres viviendas han sido devueltos a su propietario -un fondo inmobiliario- con el compromiso que los tapiarà.

«La investigación sigue en marcha, con un trabajo complejo que va más allá del municipio», remarcó Ferrer, «convencido de que seguirá habiendo frutos las próximas semanas». Según han concretado a la ACN fuentes conocedoras de la investigación, los registros de esta semana han sido relacionados con el cultivo de marihuana. Ahora la policía espera recibir la orden judicial para acceder a las tres casas que quedan abiertas, añadió Ferrer, que aseguró que actualmente todas las viviendas están vacíos.

Más policía «hasta que haga falta»

El director general de la policía se ha comprometido a intensificar la presencia policial en la zona «para que los niños y niñas puedan ir al centro el día 14 como un día normal». «Asumimos este compromiso especialmente después de un hecho que ha puesto el miedo en el cuerpo», explicó Pere Ferrer, asegurando que en el entorno del centro habrá dispositivos «dinámicos y permanentes», tanto con policía uniformada como de paisano, los que se reforzarán en los momentos de entrada y salida de los alumnos.

«La policía estará aquí hasta que haga falta", ha insistido, mientras ha mostrado «confianza» en la investigación policial. «Podemos imaginar muchas hipótesis sobre si este colectivo volverá o no, pero yo confío en la investigación para que las viviendas vacías se mantengan en el tiempo», añadió, mientras explicó que crearán un canal de comunicación «directo» entre la comunidad educativa y los Mossos por «desvanecer dudas» ante cualquier situación inquietante.

«Más tranquilidad»

Después de más de dos horas de reunión, los asistentes se han mostrado «satisfechos». La directora de los Servicios Territoriales de Educación en Barcelona Comarcas, Montserrat Domingo, remarcó que el dispositivo policial garantiza que «la escuela es segura», mientras el alcalde de Avinyonet, César Herraiz, también se ha mostrado esperanzado.

«La cuestión era garantizar que los hijos puedan venir a la escuela sin ningún tipo de problema», remarcó Herraiz, que ha destacado que las familias han recogido más de 1.400 firmas para pedir más seguridad en la zona. El alcalde ha asegurado que la solución está encaminada y confía en que con más Mossos durante «tres o cuatro semanas» sea suficiente para evitar nuevos incidentes.

Desde el AMPA del CEIP Avinyonet del Penedès han aplaudido las medidas. «Nos tranquiliza saber que se están haciendo acciones, que se tape tres casas y que los Mossos garanticen que el día 14 serán aquí», explicó una portavoz del colectivo, María Caballero, que ha pedido «paciencia» a las 90 familias que llevan a sus niños a la escuela del pueblo. «Lo cierto es que, con las medidas, ya no tenemos tanto miedo», añadió.

Entre las personas concentradas hoy ante la escuela a la espera del resultado de la reunión, la palabra «miedo» era de las más repetidas a la hora de responder las consultas de los periodistas. Una de las pocas vecinas que ha accedido a atender a la prensa, Victoria de Pascual, ha asegurado que no «se atreve» a caminar sola ante las casas ocupadas y lamentó que los intrusos «insultan» los niños del pueblo. «Es insostenible», remarcó.

En la misma línea, otra vecina, Carmen Llopart, acusó este grupo ocupa de "alterar la convivencia en Avinyonet». Según Llopart, son los responsables de que haya «perros gritando, trastos en la calle y carreras de coches» y aseguró que «te pueden arrollar fácilmente porque no tienen miramientos de quien hay en la calle».

Entre los vecinos consultados, todos coincidieron en que el grupo de personas que hasta ahora ha ocupado las seis casas de frente a la escuela son miembros de la misma familia que los últimos años ha provocado numerosos incidentes en la Granada, un pueblo vecino del Alt Penedès, situado a pocos kilómetros de Avinyonet. Los Mossos evitan entrar a valorar esta cuestión y se limitan a pedir respeto para la investigación policial y judicial, que es bajo secreto de sumario.

Puerto de Tarragona