El jurado popular declara culpable de asesinato al acusado de matar a un hombre con tirantes de la bandera española en Zaragoza

Rodrigo Lanza, llevaba 9 años de prisión por dejar tetrapléjico de un tiro de piedra a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona.

La repetición del juicio al acusado de matar a un hombre que llevaba tirantes con la bandera española en diciembre de 2017 al salir de un bar de Zaragoza ha hecho aumentar la dureza del veredicto. El jurado popular, diferente al del primer juicio, ha declarado culpable de asesinato Rodrigo Lanza, con los agravantes de dolo eventual y motivos ideológicos y la atenuante de embriaguez.

La fiscalía pide ahora que se le impongan 20 años de prisión. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) declaró nulo el primer juicio con jurado popular celebrado en noviembre de 2019 en la Audiencia de Zaragoza, en el que el jurado popular declaró Lanza culpable de un delito de lesiones imprudentes con resultado de muerte. Entonces fue condenado a 5 años de prisión.

Después de que la Audiencia de Zaragoza le condenara a cinco años de prisión, el TSJA ordenó repetir el juicio al entender que el jurado no había argumentado suficientemente el veredicto, tal como pedían los recursos de las acusaciones. Ahora, el nuevo jurado entiende que no se trata de un delito de lesiones imprudentes con resultado de muerte sino de asesinato.

Según los magistrados, el veredicto tenía «falta de motivación», y por eso la causa se devolvió a la audiencia para volverlo a juzgado con un tribunal diferente. En la sentencia, los magistrados argumentaban que la falta de motivación que las acusaciones alegaron en el recurso presentado supone una vulneración del derecho fundamental de la tutela judicial efectiva y «impide a las partes ya esta sala conocer el proceso lógico-jurídico que ha conducido a la decisión, contrastar la razonabilidad de la sentencia y controlar la aplicación del derecho ».

Rodrigo Lanza, un antisistema que había vivido en Barcelona, ​​ya había pasado 9 años en prisión por el caso '4-F' por haber dejado tetrapléjico de un tiro de piedra a un agente de la Guardia Urbana de Barcelona.

Puerto de Tarragona