Citroën AMI: «Que no es un coche!»

El AMI es una simpática e inteligente solución de movilidad eléctrica principalmente ideada para entornos urbanos que puede ser conducida desde los quince años.

Moisés Peñalver / Que no es un coche, Hombre! El AMI es una "cosa" diferente con cuatro ruedas, un volante y un motor eléctrico. Pero, si tiene todo esto ... debe ser un coche, no? No del todo.

El AMI se puede decir que se queda por debajo de la categoría de cuadriciclo, si es que necesitamos encasillarse en algún segmento. No es un coche porque ni Citroën lo han pretendido. Es una solución de movilidad extremadamente básica que nos recuerda a modelos de antes también creados por el fabricante francés. No al histórico AMI, que era la versión familiar del Citroën 8, éste toma el nombre de AMI como un guiño a aquel y también por la palabra francesa «amigo». Esto le encaja más, porque es sin duda un buen amigo para desplazarse por la ciudad y llegar a cualquier parte, por su agilidad, destreza y facilidad de uso. Me recuerda más al Mehari, no por su carrocería descapotable, más bien porque aquel era como una bañera de plástico que también servía para desplazarse por ... a su ritmo claro.

Sólo mide 2,40 metros y este Citroën tiene también un enchufe normal para una toma de 220 voltios como la de un cargador de móvil «. Así de simple.

El Citroën Ami es un chasis tubular con carrocería de fibra de vidrio que monta un pequeño motor eléctrico de 6 kW con el que consigue 45 km / h con gran agilidad. Dispone de una batería de iones de litio de 5,5 kWh y ofrece una autonomía de hasta 75 km. Es por tanto un vehículo completamente eléctrico, con cero emisiones que no se puede utilizar en autopistas ni autovías por su limitación de velocidad, homologado como cuadriciclo. El Ami se recarga en un enchufe convencional de 220 V en tres horas para una carga completa. Al ser considerado como cuadriciclo no requiere permiso de conducir para su uso, sólo una licencia de ciclomotor para saber circular y conocer las normas de tráfico, por lo que está disponible para jóvenes conductores a partir de 15 años.

Divertido, y olvidado de largos viajes

Al volante, sencillamente es divertido. No hay confort, no es para hacer largos trayectos, aunque estos 75 km de autonomía urbana dan mucho de sí. Nos gusta la extrema simplicidad de todo. Para abrir y cerrar la puerta desde dentro hay una cincha, una correa que nos recordó a el Ferrari F40, salvando las distancias. Hay dos asientos con un blando más bien escaso, hay un poco de espacio para equipaje y entre las opciones hay una cortinilla de techo que en días soleados será muy de agradecer. Ah! Y un peculiar altavoz de diseño para conectar el teléfono y tener música y manos libres para hacer llamadas. Muy bien pensado.

«Es obligado añadir también que es un producto 100% digital, entramos en una nueva era y todo se vende en línea, ya sea desde la propia web de Citroën, bien sea desde los puntos de venta de nuestro socio FNAC, que también comercializa este vehículo, y al cabo todo se puede hacer en línea, desde el pago al pedido y la elección de los accesorios todo 100% en línea para obtener este vehículo, que también puede ser entregado en casa o en el concesionario, como el cliente quiera . Es una nueva apuesta, una solución de movilidad al gusto de cada uno, cada uno sabe cómo lo usará y es un producto que esperamos que tenga mucho éxito.

Con la AMI en ciudades de acceso limitado en el centro no hay fronteras, y tampoco hay que hacer maniobras para circular por el casco antiguo de la ciudad más medieval, porque gira como una bicicleta en cualquier lugar.

Puerto de Tarragona