Asuntos Internos de Mossos investigan si la detención de una fotoperiodista en Terrassa fue correcta

Foto de Cristóbal Castro que acompaña el comunicado del Grupo de Periodistas Ramon Barnils.

Asuntos Internos (DAI) de los Mossos ha abierto una información reservada para determinar si la detención de la fotoperiodista Mireia Comas durante un desalojo en Terrassa el pasado martes fue correcta o si, por el contrario, se pudo vulnerar el derecho a la información .

La DAI ha abierto esta investigación interna para aclarar si la actuación policial, en el marco de un desalojo en Terrassa en el que fue detenida otra persona, respetó el derecho a la información, que se debe garantizar a las sus intervenciones.

El Colegio de Periodistas de Cataluña ha celebrado en una nota que los Mossos hayan abierto esta información reservada, ya que considera que permitirá aclarar los hechos cuanto antes y «añadirá garantías a el derecho a la información» que siempre han reclamado.

La fotoperiodista alegó que fue arrestada de manera «inadmisible» por una muesca de escuadra vulnerando su derecho a la información cuando cubría una ocupación de un piso en Terrassa, mientras que el agente que la detuvo por desobediencia sostiene que intentó empujar en dos ocasiones para entrar en la zona en la que se estaba practicando la otra detención.

La DAI ha abierto ahora una investigación interna para esclarecer los hechos y determinar si se vulneró el derecho a la información.

Una vez han tenido acceso a las dos versiones, el Colegio de Periodistas de Cataluña ha insistido a los Mossos en la necesidad de «respetar los profesionales que ejercen el derecho a la información y, especialmente, a los fotoperiodistas».

Tras la detención, el grupo de periodistas Ramon Barnils salió en defensa de la fotógrafa y denunció que en el juicio rápido que se celebró la Fiscalía pidió para ella un año de prisión por agredir al agente durante el desahucio.

Puerto de Tarragona