El Congreso rechaza las siete enmiendas a la totalidad a los PGE con el voto de los partidos del gobierno más ERC, PNV, Bildu y Cs

El Gobierno pide a los republicanos y al partido de Arrimadas que dejen atrás los "vetos cruzados"

El pleno del Congreso, durante el debate de las enmiendas a la totalidad de los presupuestos del Estado para el 2021

El Congreso ha rechazado este jueves por 150 votos a favor y 198 en contra las siete enmiendas a la totalidad que el PP, Vox, JxCat, CUP, CC, BNG y Foro Asturias habían planteado contra los presupuestos del Estado para el 2021. el gobierno español ha recibido el apoyo de las dos formaciones que lo conforman, PSOE y Podemos, pero también del «socio prioritario» PNV, en palabras de la ministra María Jesús Montero, así como de ERC y Bildu, que han defendido permitir la tramitación por la necesidad de dar respuesta a la pandemia y negociar mejoras. También ha recibido el apoyo de Cs, que ha advertido que planteará nuevas «líneas naranja» de cara a la aprobación definitiva. El gobierno español ha pedido a ERC y Cs que no hagan una política de «vetos cruzados».

Los presupuestos superan de este modo el primer examen en el Congreso y se empiezan a tramitar en la cámara. Se debatirán ahora en ponencia, donde los grupos debatirán las enmiendas parciales hasta la aprobación del dictamen el 27 de noviembre. El Congreso los someterá de nuevo al pleno entre el 30 de noviembre y el 3 de diciembre.

El ejecutivo español deberá buscar ahora los apoyos necesarios para aprobar definitivamente las cuentas. Montero ha hecho evidente este jueves que su ejecutivo no renuncia a un acuerdo que incluya ERC, Bildu al tiempo Cs, aunque estas formaciones -y también Podemos por boca del portavoz Pablo Echenique- han alertado que deberá elegir.

El debate comenzó el miércoles marcado por el anuncio del dirigente de Bildu Arnaldo Otegi que su formación se abre a hacer un 'sí' a las cuentas del 2021. Un mensaje que provocó la reacción en contra de algunos de los barones del PSOE , como el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, y que abarata la opción de un acuerdo de Sánchez con los socios de la investidura.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha hecho referencia a esta opción durante el debate de este jueves, cuando advirtió Montero que a pesar de que para su gobierno sería más fácil conseguir un acuerdo con Cs, un entendimiento por la izquierda asegura políticas sociales justas que permitan una solución equitativa de la crisis.

El debate ha estado marcado también por la diferencia de criterios en el campo independentista. JxCat ha presentado una enmienda a la totalidad contra unos presupuestos «insuficientes» y advirtió de que su formación no puede aprobar las cuentas mientras haya presos políticos. Borràs envió un mensaje directo a los republicanos reproduciendo en el hemiciclo los motivos por los que estos presentaron una enmienda a la totalidad en 2019.

ERC ha votado en contra de su enmienda y ha reprochado a JxCat las críticas. «ERC no es menos patriota ni menos independentista» para negociar los presupuestos, ha apuntado Rufián, porque «seguimos luchando por una república catalana con la misma fuerza y ​​determinación que hace 90 años».

JxCat ha topado también con el 'no' de sus antiguos compañeros de formación, los cuatro diputados del PDeCat. Ferran Bel recordó que aprobar las enmiendas a la totalidad implicaría mantener los presupuestos de 2018 del PP ante «una de las peores crisis».

El PP, por su parte, ha aprovechado el anuncio de Bildu para atacar el gobierno español. Pablo Casado afirmó que el gobierno español no puede hablar de unos presupuestos «de país» cuando las cuentas llevarán «el sello» de Bildu y ERC.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha recordado a los populares que todas las formaciones en el Congreso tienen la legitimidad de haber sido elegidos por los ciudadanos. Según Lastra, de fondo están los intereses electoralistas de un PP que es «incapaz de moverse del extremo».

Puerto de Tarragona