Libertad para Dani Gallardo, el joven de Madrid que fue encarcelado hace un año por las protestas contra la sentencia del 1-O

El juicio contra Dani Gallardo por desórdenes, atentado contra la autoridad y lesiones ha quedado visto para sentencia

Dani Gallardo, en la sala del tribunal que le juzga por las protestas por la sentencia del 1-O en Madrid. / Roger Pi de Cabanyes

El juez ha decretado libertad provisional para Dani Gallardo, el vecino de Madrid de 23 años que llevaba un año y un mes en prisión después de haber sido detenido en el marco de los disturbios en las protestas en la capital española contra la sentencia de el 1-O. Lo ha avanzado Nación Digital y lo han confirmado fuentes de la defensa a la ACN, si bien todavía no se les ha notificado de forma oficial la resolución y no conocen los detalles exactos de la decisión del juez. Gallardo quedará ahora a la espera de la sentencia del juicio que se ha celebrado durante dos días, en el que la Fiscalía le pide seis años de prisión por desórdenes públicos, atentado contra la autoridad y lesiones graves. El joven niega haber agredido la policía.

Durante el juicio Gallardo explicó que los agentes golpeaban su compañera y que él intentó protegerla con su cuerpo. «Prefería que me pegaran a mí que a ella», decía. Gallardo negó haber usado ningún palo para golpear los agentes -como sostienen policía y Fiscalía- y tampoco admitió formar parte de ningún grupo antisistema. La Fiscalía pide para él seis años de prisión y el Tribunal no prevé emitir sentencia hasta el mes de diciembre.

Durante la primera jornada del juicio, celebrada el 6 de noviembre en la Audiencia Provincial de Madrid, fue ante el edificio una concentración de una veintena de miembros del Movimiento antirepresivo. Gallardo también contó con el apoyo de la portavoz de JxCat el Congreso, Laura Borràs, y de las diputadas de ERC Carolina Telechea y Montserrat Bassa, que ante las puertas de los juzgados consideraron el hecho un nuevo ejemplo de la represión de la estado a las protestas por la sentencia.

A preguntas de la Fiscalía, Gallardo negó haber participado en la concentración en favor de los presos políticos ni tampoco a los disturbios que tuvieron lugar en la Plaza Santa Ana, ni que atravesara contenedores o lanzara objetos a la policía. Tampoco que increpara los peatones ni que tomara el palo que consta como prueba en las actuaciones policiales y judicial. Según dijo actuó únicamente para defender su compañera a quien los agentes estaban agrediendo.

Puerto de Tarragona