banner Generalitat

Desarticulan en Barcelona y Málaga un grupo criminal que traficaba con nocivos medicamentos enmascarados como productos nutricionales

Operación conjunta de la Policía Nacional, los Carabinieri de Italia y la Policía de Rumania, con la participación de EUROPOL

CNP


La Policía Nacional, en una operación conjunta
con los Carabinieri de Italia y la Policía de Rumania, y en el que ha
participado EUROPOL, han desarticulado una organización criminal
dedicada, supuestamente, a la trata de sustancias medicamentosas que
enmascaraban como productos nutricionales. Ocho personas han sido
detenidas en Málaga (6) y Barcelona (2) y se han llevado a cabo 12 registros
-Málaga (4), Barcelona (3) e Italia (5) - donde se han intervenido un total de
117.623 comprimidos. Los agentes han bloqueado cuatro páginas webs y
21 cuentas bancarias asociadas a los investigados, bloqueando 3,5 millones
de euros. Se les imputan delitos contra la salud pública, estafa, falsedad
documental, contrabando, pertenencia a organización criminal, blanqueo de
capitales y delito contra la hacienda pública.

Las investigaciones comenzaron cuando la Policía Nacional recibió una
información, procedente de EUROPOL, donde los Carabinieri comunicaban
la intervención de 2.123 paquetes de un producto que había dado positivo en
la sustancia química sildenafilo -principio activo de los medicamentos para el
tratamiento de la disfunción eréctil- sin que hubiera sido declarada entre sus
componentes. Además alertaba que el producto procedía de dos
empresas distribuidoras inglesas, teniendo una de ellas una delegación
española en la provincia de Málaga.

Con todos estos datos, los agentes llevaron a cabo las primeras gestiones
de investigación sobre las dos sociedades, observándose que las dos
estaban administradas por ciudadanos españoles que, a su vez,
administraban otras sociedades, estando todas ellas relacionadas entre sí y
creando un complejo entramado empresarial que tenía como objetivo
camuflar la actividad delictiva desarrollada.

Fijó su residencia en Miami pensando que así sería impune
Algunas de estas empresas fueron creadas en el extranjero a nombre de los
investigados o de testaferros, con el objetivo de evitar cualquier actuación
policial contra los verdaderos responsables de las mismas y servir de
distribuidoras de los productos investigados. Además, los agentes detectaron
que uno de los principales sospechosos tenía fijada su residencia en la
ciudad estadounidense de Miami, lo que le generaba una falsa sensación de
impunidad para poder operar libremente en la creación de estas empresas.
Una amplia recopilación de información reveló que los investigados habían
creado este entramado empresarial con el objetivo de ocultar la actividad
delictiva bajo la apariencia legal desarrollada por todas sus empresas, ya
que combinaban la distribución de sustancias medicamentosas prohibidas
con otros productos que son legales, como complementos alimenticios o
maquillajes, entre otros.

En estos momentos, la Policía Nacional solicitó colaboración a la Agencia
Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y la Agencia Española de
Medicamentos y Productos Sanitarios, averiguando que esta última había
emitido diversos informes prohibiendo la comercialización de productos que
habían sido registrados por las empresas pertenecientes a la organización
criminal. En el análisis realizado se habían detectado sustancias no
declaradas en el etiquetado del producto, concretamente sildenafil y
tadalafil, siendo ambas prescritas para el tratamiento de la disfunción
eréctil.

Puerto de Tarragona