banner Generalitat

Dos años de cárcel por el mozo que agredió a un periodista en los disturbios del 'banco expropiado' en 2016

La Audiencia de Barcelona aprecia la atenuante de dilaciones indebidas y le absuelve del delito contra los derechos individuales

Mossos blindando el Banco Expropiado, en mayo de 2016. / Alsinet X.

Barcelona .- La Audiencia de Barcelona ha condenado a un mozo de Escuadra de la Brimo a dos años de prisión ya dos de inhabilitación como policía por agredir a un periodista durante los disturbios del 'banco expropiado' en el barrio de Gracia en 2016. el agente ha sido condenado por un delito de lesiones con instrumento peligroso y el agravante de prevalencia de cargo público, pero la atenuante de dilaciones indebidas. También ha sido absuelto de un delito contra los derechos individuales para que la víctima no iba identificada como periodista ni consta que el policía supiera que lo era. El agente o la Generalitat deberán pagar 7.265 al reportero.

Los hechos ocurrieron la noche del 25 de mayo, tercera noche de disturbios provocados por el movimiento 'okupa' en protesta por el desalojo del llamado 'banco expropiado', una antigua sucursal bancaria cerca de la plaza Revolución. Cuando ya hacía horas que había incidentes, una mujer de edad avanzada y vestida de blanco se encaró a los antidisturbios y les recriminó que no pudiera pasar por la calle Virgen de los Desamparados, que desembocaba en la plaza y en el banco. La mujer levantó la visera del casco de la cabeza del dispositivo policial y éste la empujó, haciéndola caer al suelo. La escena fue grabada y fotografiada por varios periodistas que había en la zona.

Acto seguido hubo un lanzamiento de una botella de vidrio desde la zona de los manifestantes hacia los policías, seguido de otros lanzamientos, así como una valla metálica que rompió el tendón de Aquiles de un cabo de la Brimo, supuestamente lanzada por un fotoperiodista. Esto provocó que la línea policial, formada por agentes con escudo y un agente con la porra justo detrás de cada uno, avanzara hacia la plaza y en dirección a los manifestantes, cargando contra algunos de ellos. Varios periodistas se situaron en los laterales de la calle, aprovechando las entradas de portales y comercios.

Según la sentencia, el agente detrás del escudero que estaba más cerca de la pared derecha de la calle, subiendo hacia la plaza, pasó por delante de unos periodistas y los amenazó con la porra. Levantaron los brazos gritando que eran periodistas, pero el mozo fue directamente hacia la víctima, Jesús Rodríguez, de 'La Directa', que en ese momento no llevaba puesto el brazalete de prensa, y le dio un porrazo a muslo. Va seguirlo persiguiendo hasta la plaza. Allí la línea policial se detuvo, pero el agente sobrepasarla para golpear una última vez al periodista. El golpe le rompió el dedo anular de la mano, lo que le impide flexionar totalmente.

La fiscalía rebajó la petición final de dos años y nueve meses de prisión a dos años, y la acusación particular de cinco años a cuatro, teniendo en cuenta las dilaciones. Por su parte, la defensa pedía la absolución del agente, o, en todo caso la eximente completa por actuar en defensa propia, por necesidad y cumplimiento del deber, o una pena mínima para la atenuante de dilaciones.

Puerto de Tarragona