banner Generalitat

El TGUE devuelve provisionalmente la inmunidad a Puigdemont, Comín y Ponsatí mientras resuelve el recurso contra la Eurocámara

El vicepresidente del tribunal cree que las alegaciones justifican el mantenimiento cautelar de la protección

Plan medio de los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí tras la rueda de prensa en la Eurocámara sobre el suplicatorio, el 24 de febrero de 2021 en Bruselas. / Natalia Segura

Natalia Segura / Bruselas .- El Tribunal General de la Unión Europea ha devuelto provisionalmente la inmunidad a los eurodiputados de JxCat Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí mientras resuelve el recurso contra el Parlamento Europeo por el levantamiento de la protección parlamentaria. A la espera de que la cámara presente sus observaciones, el vicepresidente del TGUE ha defendido que las alegaciones fácticas y jurídicas de los independentistas justifican que se les mantenga la inmunidad hasta que este tribunal de primera instancia se pronuncie de forma definitiva sobre las medidas cautelares. Así, el TGUE ha concedido cautelarísimas a Puigdemont, Comín y Ponsatí.
Según el reglamento del TGUE puede concederse de manera provisional las medidas cautelares aunque la otra parte no haya aportado sus alegaciones.

Demanda de cautelares

En la petición de cautelares, Puigdemont, Comín y Ponsatí alertaban del «riesgo real e inminente» que los detengan y encarcelen «impidiendo que puedan representar los ciudadanos europeos durante el resto del mandato». En especial, advertían del riesgo de ser arrestados en Francia ahora que la Eurocámara retoma las sesiones plenarias en Estrasburgo. De hecho, la semana mismo se han de desplazar.

Decisión del TGUE

En el auto publicado este miércoles, el TGUE dice que «en interés de la buena administración de justicia» es necesario «suspender» el levantamiento de la inmunidad que aprobó el pleno de la Eurocámara al menos hasta que se resuelvan definitivamente las medidas cautelares.

«Las alegaciones factuales y legales de los solicitantes, suponiendo que se acaben probando, justifican mantener el statu quo hasta que el vicepresidente del Tribunal General examine con más detalle los argumentos y resuelva de manera definitiva la aplicación de las medidas cautelares », dice el TGUE en un auto muy breve.

Como el Parlamento Europeo todavía no ha podido presentar sus alegaciones, el TGUE no puede comprobar por el momento si Puigdemont, Comín y Ponsatí tienen razón y ha optado por conceder medidas cautelarísimas.

El TGUE puede dar este paso si cree que es necesario para «obtener suficiente información para decidir sobre una situación legal y factual compleja».

Puerto de Tarragona