Siete detenidos en el Baix Camp en dos operaciones por varias estafas en todo el Estado

Un grupo cobraba por anuncios falsos de viviendas de vacaciones y otro usurpaba la identidad para pedir créditos

Archivo / CNP

La Policía Nacional ha detenido a siete personas en el Baix Camp en dos operaciones donde desarticularon dos grupos investigados por varias estafas en todo el Estado. En la primera investigación se detuvo a cinco personas que se dedicaba a estafar a través de conocidos portales de Internet de compraventa y alquiler de viviendas. Anunciaban viviendas de alquiler de vacaciones en localidades turísticas españolas y pedían una paga y señal inferior a 400 euros. De esta manera habían llegado a 65 víctimas, principalmente de Andalucía, Canarias, Baleares y Galicia. En el segundo caso, los dos detenidos contratar créditos en línea y tarjetas de sus víctimas usurpando los mismos la identidad.
Los integrantes del primer grupo operaban desde Reus, Miami Playa y Montroig del Camp. Pedían cantidades inferiores a 400 euros en concepto de paga y señal para eludir un castigo mayor y sólo tener que responder por delitos leves.

Además, los estafados fueron víctimas de un delito de usurpación del estado civil, ya que la organización hizo uso de la documentación personal que enviaban fotocopiada para los supuestos contratos de alquiler, para otros usos ilegítimos .

En el segundo caso, una denuncia en Palma de Mallorca dio inicio a la investigación. En esta, un persona denunciaba que le habían usurpado la identidad para contratar créditos en línea y tarjetas, a través de una entidad financiera especializada en créditos al consumo. El valor de la estafa alcanzaría los 15.000 euros. Esta primera denuncia se amplió más tarde, al detectar que los estafadores habían contratado un segundo crédito por valor de 4.000 euros con otra entidad.

Por dificultad el rastreo del dinero, los traspasaban a otra cuenta a nombre de diversas sociedades mercantiles, con la clara intención de entorpecer la acción policial y evitar el bloqueo de cuentas.

Finalmente, los investigadores identificaron a los dos vecinos de Reus que estaban detrás de la trama. Los detuvieron por un delito de estafa, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal.

Puerto de Tarragona