Suspendido un agente de la Guardia Urbana de Tarragona por un posible caso de acoso a una mujer

El policía tiene abierto un expediente disciplinario para pedir a la víctima el número de teléfono a cambio de no multarla

Fotografía de archivo de un agente de la Guardián Urbana de Tarragona. / Roger Segura

Un agente de la Guardia Urbana de Tarragona fue suspendido de sus funciones por un posible caso de acoso a una mujer el pasado verano, según avanzó el Diari de Tarragona y confirmaron fuentes del Ayuntamiento a ACN. La presunta víctima se puso en contacto con un alto cargo del cuerpo para explicarle que el policía le había pedido el teléfono móvil a cambio de no multarla en el barrio de Sant Pere y Sant Pau. Tras conocerse los hechos, el instructor abrió diligencias y un expediente disciplinario al agente al que se le retiró el arma de forma cautelar. El policía todavía no ha vuelto a trabajar. La mujer no ha interpuesto ninguna denuncia y esto supone que los hechos no se pueden contemplar como una sanción administrativa ni penal.

Tras las primeras diligencias, se ha abierto una comisión de evaluación de los hechos -de carácter interno y que se contempla en el protocolo de acoso del consistorio. En esta comisión se determinará la resolución definitiva y se incluirá en el expediente disciplinario para proceder a lo que se haya decidido.

Puerto de Tarragona