El Parlamento paga 1,7 millones anuales a funcionarios que ya no trabajan y tienen más de 60 años, según el Ara

Se trata de un régimen al que pueden acogerse los que llevan más de 15 años en la cámara para disfrutar hasta la jubilación

Archivo. / Job Vermeulen

El Parlamento paga 1,7 millones de euros anuales a funcionarios que no trabajan y tienen más de 60 años. Según publica el Ara hay 21 trabajadores acogidos al régimen llamado «licencia por edad». Esta figura, que existe desde 2008, permite que los funcionarios que llevan más de 15 años trabajando en el Parlament y tengan más de 60 años cobren durante 5 años sin trabajar, hasta llegar a la jubilación. Según ha podido saber el ARA a raíz de una petición de transparencia, hasta 21 funcionarios del Parlament están acogidos a esta figura, entre ellos, dos ex secretarios generales que cobran más de 10.000 euros al mes. Los que cobran menos y que están en esa misma situación son los ujieres auxiliares, que cobran 3.800 euros mensuales.

La mitad de las personas en licencia por edad son funcionarios de los rangos más altos de la cámara (A1), que se llevan la mayor parte del pastel. Las cifras individuales son dispares porque dependen de la categoría del funcionario, pero en promedio las retribuciones más bajas van desde casi los 4.000 euros al mes por catorce pagas –ujiros auxiliares o telefonistas– hasta los 10.000 euros mensuales en el caso de los exsecretarios generales o ex jefes de departamento. O lo que es lo mismo: entre 56.000 y 140.000 euros al año sin trabajar durante un máximo de cinco años.

Debido a la política de protección de datos del Parlamento, no se puede saber el sueldo exacto de las personas que están en licencia por edad y el diario Ara debe realizar un cálculo aproximado. El Parlamento ha entregado las retribuciones básicas y los complementos que perciben los funcionarios acogidos a este régimen, pero ha facilitado los trienios que cobran agrupando a todos los empleados públicos del mismo nivel.

Según el rotativo, la plaza no se puede cubrir hasta que el funcionario en licencia por edad se jubila, por lo que si faltan recursos humanos debe ampliarse la plantilla.

Cambios recientes

La actual Mesa del Parlamento, presidida por Laura Borràs, después de que Ara hiciera la petición en abril, ha introducido reformas que se aprobaron en la última reunión de la mesa de 2021. Se modificó la licencia por edad por contribuir a la «contención económica» de la cámara y para que «no entorpezca la gestión de los recursos humanos» –el capítulo de gasto de personal funcionario fue de 12,9 millones en el 2021–.

Así pues, según la información publicada en el Ara, desde el 1 de enero de 2022 la licencia por edad se ha convertido en una especie de reducción progresiva de jornada por un plazo de cinco años, ligando el sueldo al asistencia. En cualquier caso, hay una prórroga que hace que no afecte ni a las 21 personas que ya están en este régimen ni a las que lo pidieron el año pasado. Los trabajadores que lo soliciten entre 2022 y 2023 también pueden optar a una licencia a tiempo completo sin ocupar el puesto de trabajo, pero cobrando menos que ahora.

Puerto de Tarragona