Abre el túnel de Glòries en sentido Llobregat y pone fin a años de obras

El Ayuntamiento alerta de que la movilidad será complicada el lunes y pide salir con tiempo y evitar la hora punta

Silvia Jardín-Maria Belmez / Barcelona.- El túnel de Glòries en sentido Llobregat ha abierto este domingo a las 6.40 horas. Unos autobuses han sido los primeros en pasar, después de que se levantara la barrera. La apertura de entrada a la ciudad completa la puesta en marcha de este túnel y pone fin a años de obras. Desde ahora, ya no está permitido el acceso rodado a los vehículos privados por la plaza. El gerente de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Manel Valdés, ha alertado de que la movilidad puede ser complicada este lunes, especialmente en hora punta, por lo que ha pedido salir con tiempo. Valdés ha pedido a todo el mundo que "reflexione" sobre la mejor manera para acceder a la ciudad y ha puesto en valor el acceso rápido que permitirá el autobús.

La apertura del túnel en sentido Llobregat comporta modificaciones en la movilidad de este ámbito. La novedad principal es la eliminación de los carriles de circulación en superficie que quedaban en la Gran Via, entre la calle Bilbao y la de Padilla. En este ámbito no habrá tráfico de paso y sólo pueden desplazarse por los laterales los vehículos de vecinos, servicios, transporte público o emergencia.

Con la nueva configuración vial los vehículos que circulen por el túnel, al salir, tienen la opción de subir por la calle Padilla (carril derecho) o bien por la calle Marina (carril central). En línea recta por la Gran Via, desde el carril izquierdo, sólo pueden circular los autobuses y los taxis. Antes de entrar en el túnel, a la altura de la Rambla de Poblenou, hay una salida hacia el lateral de la Gran Vía exclusiva para los autobuses y los taxis. El resto de vehículos que circulen por la C-31 y quieran acceder al lateral de la Gran Vía deben utilizar la salida 207 Bac de Roda/Poblenou.

Por otra parte, la calle de La Llacuna queda sin conexión con la Gran Via en sentido Llobregat y únicamente quedará operativo un carril para acceder al lateral mar, en sentido Besòs (vados y servicios). En el tramo entre la calle Perú y la Gran Via, la calle Llacuna se pacificará y se permite la circulación sólo por uso vecinal y para acceder a la zona de carga y descarga del centro comercial.

La nueva configuración vial del túnel de Glòries permitirá sumar un carril específico de entrada a Barcelona para el transporte público. Al igual que el túnel en sentido Besòs, el sentido Llobregat contará también con un nuevo tramo de carril bus que permitirá que los autobuses que vengan del carril bus de la C-31 puedan enlazar con el de la Gran Via, atravesando Glòries y llegando hasta el centro de la ciudad con un carril. Y es que uno de los objetivos del consistorio es reducir los trayectos en vehículo privado y optar por ese transporte público.

Previsión de retenciones este lunes

Pese a la calma de este domingo, Valdés ha alertado de que se esperan retenciones para este lunes tanto por los cambios que comporta una actuación de este tipo como por la reducción de carriles para vehículos privados, que estaban más en superficie de ambos que tendrá ahora el túnel.

Valdés ha pedido que todo el mundo se conciencie al respecto, especialmente en los primeros días, por lo que ha recomendado que se haga uso del transporte público. A quienes no puedan prescindir del vehículo privado, les pidió que vengan con antelación y evitando el tramo entre las 7 y las 9.30 horas.

La Guardia Urbana realizará una función de acompañamiento durante los primeros días, sin voluntad sancionadora, «para ayudar a encontrar el recorrido más adecuado». Además, explicó que ahora se analizará toda la situación y se realizarán los ajustes y las correcciones necesarias. Este domingo podía observarse cómo había vehículos que todavía salían por el lateral, ahora de uso exclusivo para autobuses y taxis. Valdés ha indicado que, en su caso, se reforzará la señalización.

Con todo, el gerente ha destacado que se ha cumplido el objetivo del Ayuntamiento de liberar la plaza del transporte privado y ha confiado en que ahora comienza una nueva etapa de usos ciudadanos por esta zona.

Puerto de Tarragona