El CNI utilizó a Pegasus para espiar a independentistas con autorización judicial, según 'El País'

Fuentes de los servicios de inteligencia español desconfían de la investigación de Citizen Lab

El CNI ha admitido que utilizó el programa de espionaje israelí que sólo pueden adquirir estados, Pegasus, para espiar a personas del entorno independentista catalán, pero ha subrayado que lo hizo siempre de forma individualizada y con autorización judicial, según publica l edición en papel del rotativo madrileño 'El País' en la edición de este martes. Fuentes del servicio de inteligencia español no revelan ni a quienes espiaron ni cuándo, pero desconfían de la investigación de Citizen Lab que destapó el presunto espionaje a al menos 65 independentistas con Pegasus. Aseguran, en cambio, que muchos de los que figuran en la lista nunca fueron espiados por el centro.

Las mismas fuentes sí admiten que los líderes de asociaciones independentistas catalanas han sido objeto informativo del CNI en los últimos años, en virtud del mandato legal que le atribuye la potestad de prevenir y evitar cualquier amenaza a la integridad territorial de España, según recuerda rotativo.

Además, las fuentes del CNI admiten que el ente adquirió Pegasus a mediados de la pasada década por unos seis millones. También corroboran que se ha utilizado para espiar cargos públicos independentistas y explican que, en concreto, se les ha infectado móviles particulares que, según han explicado en 'El País', se utilizaron para contactar con «grupos de carácter violento como los Comités de Defensa de la República (CDR)». Todas las escuchas, añaden, se realizaron con autorización judicial.

Otra de las escuchas en las que supuestamente se habría utilizado Pegasus, añade el diario, es la que llevó a la detención de Carles Puigdemont en Alemania en marzo del 2018. El CNI tenía controlado el móvil de uno de los acompañantes del expresidente y eso le permitió seguir el vehículo.

Puerto de Tarragona